En el sector de la construcción, los proyectos tradicionalmente se han iniciado con el diseño de un plano y posteriormente se ha llevado a cabo su ejecución. Con la metodología BIM, se lleva la fase de planificación al límite, teniendo en cuenta a todos los agentes que intervienen en el proyecto más allá de la estructura del edificio. Los instaladores cobran importancia desde la fase inicial del proyecto ya que las instalaciones eléctricas, las calderas, los sistemas de climatización y la fontanería quedan previstas desde el principio, permitiendo que los instaladores también puedan planificar sus trabajos.

El término BIM responde, por sus siglas en inglés, al modelado de información de construcción (Building Information Modelling). Se lleva a cabo a través de un software dinámico que genera modelados 3D en tiempo real a partir de los datos recabados durante la fase de ideación y planificación del proyecto.

Estos “planos” de nueva generación aportan información geométrica, datos sobre tiempos de ejecución y costes, pensando en los diseñadores del proyecto. Pero también en el impacto ambiental y mantenimiento, pensando en materias de sostenibilidad y en el confort del consumidor final.

Relacionado:  Jung apuesta por ‘Jake & Lily’, un tándem de interiorismo y tecnología exclusivo para Casa Decor 2017

Frente al diseño tradicional, este sistema presenta la ventaja de completar mucho más la información relativa a las instalaciones de las construcciones. Se consigue establecer una previsión ajustada del material necesario para la instalación, lo cual permite optimizar los tiempos y los costes, a la vez que contribuye a reducir o incluso evitar los contratiempos. De esta manera, los instaladores pueden maximizar la optimización de su trabajo.

Los modelos BIM cobran mucha importancia en la actualidad. Estamos viviendo el imparable proceso de digitalización que se está produciendo en todos los sectores y entornos y por ello es muy importante sacar provecho de las ventajas que ofrecen estos “planos” de nueva generación. Los fabricantes del sector de las instalaciones son conscientes de ello, y por eso muchos ya implementan modelos BIM en la ficha técnica de sus productos.

A continuación, presentamos una infografía en la que profundizamos en el concepto de BIM, cuáles son sus fases (conocidas como dimensiones) y qué valor añadido aporta a los proyectos.

[INFOGRAFÍA] Metodología BIM: los planos nextgen