• Las torres de enfriamiento y los condensadores evaporativos constituyen una tecnología limpia y respetuosa con nuestro entorno

En la actualidad, con unas limitaciones marcadas por la crisis económica y con una escala gradual de objetivos para lograr la descarbonización, todos los sectores están sometidos a un necesario proceso de actualización para optimizar los recursos de los que dispone y que esto se haga de una forma sostenible.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas ha alertado que el cambio climático se está acelerando a una escala sin precedentes, alcanzando niveles que no se habían visto en los últimos 2.000 años. Por eso, reclaman respuestas relacionadas, entre otras, con el mejor aprovechamiento del agua y la reducción de emisiones de CO2.

La refrigeración evaporativa cobra especial importancia ya que permite elevados niveles de ahorro, tanto energético como económico, al tratarse de una tecnología limpia cuyo principal recurso natural es el agua.

Reutilizar el agua como refrigerante para proteger el entorno

Se ha demostrado que las emisiones de gases de efecto invernadero inciden directamente en el calentamiento global, especialmente durante el último siglo, periodo en el que industria se ha desarrollado a un nivel exponencial.

Relacionado:  El Estatuto de industria electrointensiva será llevado como ley de proyecto

El uso del agua como refrigerante favorecería la disminución de los efectos, ya que se limitarían la cantidad de emisiones, a la vez que también tendría un impacto muy positivo en aquellas zonas con escasez de agua, pues estos equipos favorecen la reutilización del agua de forma sostenible.

Frenar el cambio climático con la refrigeración evaporativa

Se prevé que el cambio climático traiga precipitaciones más intensas en algunas zonas, pero acentuará la sequía en otras, por lo que el uso de equipos de refrigeración evaporativa se convertirá en la alternativa más beneficiosa para combatir la escasez de agua.

La principal ventaja de estos equipos es su altísima capacidad de reutilización del agua. Solo se pierde un 1% para evaporación y un 1% que se evacúa para la concentración de sales. Además, consumen menos agua de origen en la producción de energía eléctrica, y la calidad del agua se somete a controles periódicos, por lo que queda garantizada.

Vista su circularidad, su capacidad para generar un ahorro económico y su respeto por el medio ambiente, la refrigeración evaporativa cobra una importancia especial para ser tenida en cuenta de cara al reto medioambiental al que nos enfrentamos.