En tiempos de pandemia, muchos sectores vieron interrumpida su actividad, entre ellos el sector de las instalaciones. Si bien no les afectó la prohibición de trabajar en sí, y podían seguir trabajando en las obras que contaban con los permisos y atendiendo urgencias por averías, sí que vieron mermado su volumen de trabajo al no poder atender nuevas solicitudes de reformas.

Tras levantar el estado de alarma, la actividad se recuperó e incluso consiguió incrementarse. Muchas familias emprendieron mejoras en sus hogares y eso benefició a las empresas instaladoras.

Sin embargo, en los últimos meses las empresas instaladoras también están denunciando la dificultad para encontrar personal cualificado. Según un estudio impulsado por Agremia, un 46% de las empresas instaladoras busca incorporar profesionales, pero no consiguen encontrar perfiles con la suficiente formación, especialmente en los sectores de las instalaciones, la energía y la edificación.

Nuevos profesionales instaladores. El análisis de la situación

El estudio “Nuevos profesionales instaladores. Las diversas caras de renovar el capital humano 2020-2021” está elaborado por Agremia, Asemiet, El Gremi d’Instal.ladors de Barcelona, Epyme, Instagi y Telematel. En él se recoge la opinión de 446 instaladores en proceso de formación y 342 profesionales con experiencia en el sector. Se presentó en junio y en él se explica la situación de la profesión y el relevo generacional en el segmento de los instaladores.

Relacionado:  EFICAM 2018 se celebrará el 11 y 12 de abril

Según el estudio, del 46% de profesionales instaladores que intentó incorporar un nuevo talento durante 2020, solo un 8% lo consiguió en el primer mes de búsqueda, y un 87% considera que el proceso es difícil. Existe mucha oferta y mucha demanda, pero poco nivel de especialización.

La Asociación de Instaladores Empresarios de Baleares, Asinem, también ha realizado una encuesta de la que se desprende que el 56’5% de las empresas instaladoras tienen problemas para la contratación de personal. En este caso, el intrusismo laboral figura como uno de los motivos por el cual baja el ratio de personal cualificado.

Trabajar en el sector de las instalaciones tras la pandemia

¿Qué opinan los expertos?

“Es necesario que haya una adecuación de la oferta formativa a la demanda laboral, ajustándola a salidas profesionales atractivas que, como ocurre con la cocina o los deportes, despierte el interés de los jóvenes, por ejemplo, la robótica y las energías renovables”, piensa Inmaculada Peiró, directora general de Agremia.

Manuel de Elías Rodríguez, secretario general de Epyme, añade que “tenemos que trabajar en la búsqueda de soluciones en un momento en que gracias al impulso que los fondos europeos darán a la rehabilitación energética de los edificios, la profesión de instalador cobrará más importancia y será importante su reciclaje y el emprendimiento profesional”.