• El último hito en materia de sostenibilidad del centro de producción global marca la consecución en solo dos años del objetivo de no arrojar ningún residuo de producción al vertedero.

  • El estándar establecido por las instalaciones de Frosinone refuerza el compromiso de ABB con la preservación de los recursos, habiendo logrado una reducción del 27 por ciento de los residuos globales de la compañía desde 2013 a 2020.

En la unidad de producción de ABB Smart Power en Frosinone, Italia, se ha conseguido que ningún residuo de la producción vaya a parar a los vertederos, 14 años antes del objetivo del paquete de economía circular de la Unión Europea de no verter más de un 10 % para 2035.

Intensificada por la rápida urbanización y el aumento de la población, se prevé que la generación mundial de residuos anuales se dispare hasta los 3400 millones de toneladas en los próximos 30 años, frente a las 2000 millones de toneladas en 2016. Alrededor del 37 por ciento de estos residuos globales acaban en vertederos1. Los vertederos, que durante mucho tiempo han sido la forma habitual de deshacerse de los residuos en todo el mundo, se consideran insostenibles. El espacio se está agotando y los vertederos contribuyen al cambio climático por los altos niveles de metano y dióxido de carbono que genera la basura en descomposición, que por otro lado podría reutilizarse.

Inaugurada en 1969, la fábrica de Frosinone representa para ABB un centro de excelencia para el desarrollo y la fabricación de interruptores de baja tensión. Las instalaciones de 150 000 metros cuadrados, con sus 800 empleados, están altamente automatizadas y producen más de tres millones de interruptores al año. Frosinone, una planta faro seleccionada por el gobierno italiano como modelo de transformación digital y estrategias de industria 4.0, promueve operaciones inteligentes, digitalizadas y conectadas, aumentando la eficiencia en toda la cadena de valor. Para lograr que no llegue ningún residuo de la producción a los vertederos, el programa ha implicado a toda la fábrica.

La fábrica de ABB en Frosinone (Italia) alcanza el hito de cero residuos

ABB está reduciendo constantemente su huella medioambiental mediante programas de reducción de residuos y de reciclaje en sus centros de todo el mundo, aprovechando la reducción del 27 % de los residuos totales conseguida en el periodo 2013- 2020. «Preservar los recursos es un pilar clave de la estrategia de sostenibilidad de ABB para 2030, con un objetivo explícito de verter cero residuos en vertederos (siempre que las condiciones locales lo permitan), ha dicho Theodor Swedjemark, director de comunicaciones y sostenibilidad de ABB. «La referencia de una producción que genera cero residuos lograda en las instalaciones de ABB en Frosinone sirve como evidencia del progreso rápido y tangible en esa estrategia y en más operaciones circulares, dejando atrás el insostenible modelo de producción de «tomar, hacer, desechar».

Relacionado:  ¡Se cancela Light + Building 2020! Su próxima edición será en marzo de 2022

Giampiero Frisio, presidente de la división de Energía Inteligente, ha comentado: «Hemos demostrado en nuestra planta de Frosinone que, con la actitud correcta y el compromiso de todos dentro de la empresa, es posible conseguir que no llegue ningún residuo a los vertederos. Desde que anunciamos nuestros objetivos de cero residuos en 2017, este último hito significa que estamos liderando un cambio positivo en toda nuestra cadena de producción, ofreciendo soluciones más sostenibles para todas las partes interesadas».

La formación del personal ha sido fundamental para educar, capacitar y desarrollar la actitud y la cultura adecuadas para la iniciativa de arrojar cero residuos en vertederos. Los temas de formación incluyeron la gestión de los residuos de acuerdo con la legislación medioambiental vigente y la importancia de la separación de los residuos. Tras lograr el compromiso de los equipos, el personal encargado de la manipulación se implicó más en la gestión correcta del área de residuos.

La fábrica de ABB en Frosinone (Italia) alcanza el hito de cero residuos

La clasificación e identificación de los residuos se realiza en el lugar donde se originan. Hay unos 150 contenedores diferentes de residuos de producción etiquetados y contenedores de residuos de papel-cartón y plástico separados en cada puesto de trabajo. Se codifica la misma cantidad de residuos que antes, pero ahora con mayores grados de separación se consigue un mayor porcentaje de recuperación de los residuos.

La unidad de producción de ABB Smart Power en Frosinone está explorando otras prácticas sostenibles, como la reducción de las emisiones de CO2 mediante la optimización de los procesos en toda la cadena de suministro, un proceso de fabricación circular, la reducción del transporte y el aumento de la recuperación de los plásticos.

La fábrica de ABB en Frosinone (Italia) alcanza el hito de cero residuos

Para saber más sobre el plan de sostenibilidad de ABB, visite su web.