Con CAPAROC, Phoenix Contact lanza al mercado un sistema modular personalizado para la protección contra sobrecorriente. Con múltiples posibilidades de combinación, un manejo intuitivo y un fácil diseño, el usuario puede establecer un estándar personalizado y apto para el futuro en la protección de equipos.

Mediante el nuevo sistema de barras colectoras en la parte posterior, el sistema de interruptor para protección de equipos CAPAROC satisface el requisito de una alimentación permanente directa. La alimentación ininterrumpida de las cargas conectadas en paralelo se garantiza, incluso durante la sustitución de los módulos, para que todo el sistema funcione sin perturbaciones.

La solución se forma a partir de una gran selección de módulos individuales y muchas posibilidades de combinación. El sistema personalizable de interruptores para protección de equipos es compatible entre sí, actualizado tecnológicamente con futuras actualizaciones y ampliable en todo momento también en el funcionamiento continuo.

El sistema destaca por un manejo sencillo mediante un montaje sin herramientas, una instalación sin interrupciones y un estado de funcionamiento transparente. Los módulos también pueden encajarse fácilmente en estado montado. El sencillo ajuste de la corriente nominal y la detección clara de las conexiones y los potenciales garantizan un manejo intuitivo.

Relacionado:  Desconexión segura de módulos fotovoltaicos

Un configurador online ayuda al usuario a componer el sistema necesario. Mediante un código de artículo personal la solución puede pedirse tantas veces como se desee. Los servicios digitales adecuados ofrecen ayuda desde el modelo en 3D pasando por la rotulación y hasta la hoja de características y EPLAN.

Sobre Phoenix Contact

Para Phoenix Contact, con sede en Blomberg, Alemania, la investigación y el desarrollo son de gran importancia. Múltiples patentes subrayan su espíritu de innovación.

A lo largo de 90 años ha desarrollado una amplia gama productos y soluciones, que abarca más de 60.000 artículos. Estos ayudan al usuario a utilizar la energía de forma eficiente, ahorrar espacio, tiempo y costes y emplear nuevos procedimientos y materiales. Muy tempranamente ya iniciaron el camino hacia las energías renovables y tecnologías de futuro y las implementamos en productos y soluciones concretos.

La compañía cuenta con centros de fabricación en Alemania, China, EE. UU., Grecia, India,
Polonia, Rusia, Suecia, Suiza,  Taiwán/China y Turquía, así como sociedades distribuidoras en países de los cinco continentes. Actualmente tiene una plantilla de 17.600 empleados en todo el mundo.