• Una de las lecciones que nos ha dejado la limitación de movimientos a raíz de la pandemia del COVID es la importancia de la fabricación local, ¿qué lectura saca una empresa como Miguélez, conocida por tener una producción nacional?

A pesar de las adversas circunstancias, hemos podido mantener un buen servicio cumpliendo con la demanda de nuestros clientes, tanto a nivel nacional como internacional.

Tal y como indicas, nuestra producción local nos permite atender los mercados geográficamente próximos. De cualquier manera, la manufactura debe estar apoyada por una robusta y ágil estructura logística, que es el elemento diferenciador que permite a los clientes apreciar nuestra cercanía. Si el producto esta cerca, la distancia respecto al centro de producción deja de ser importante.

  • Otro apartado que salió reforzado tras esta crisis sanitaria fue el e-commerce, ¿qué importancia se le da al mismo dentro de la compañía y qué planes hay sobre este respecto de cara a los próximos años?

Por supuesto que la falta de presencia física ha supuesto un fuerte desarrollo de todos los sistemas digitales. Este impulso ha modificado costumbres y maneras de relacionarnos, demostrando la capacidad de adaptación de nuestro sector.

Los distribuidores de material eléctrico están evolucionando hacia una gradual digitalización que permita llegar al instalador a través de nuevas herramientas y servicios. Por ejemplo, los canales de “e-commerce”. Estos ayudan a conocer los plazos y el stock de manera inmediata. Aunque estas nuevas herramientas digitales no llegarán a sustituir las formas habituales de venta convencional, donde existe el trato personal que a todos nos gusta tener, probablemente

serán complementos que cada vez tendrán un mayor calado. Los fabricantes y distribuidores debemos actuar de forma conjunta a través de estrategias alineadas con el fin de ofrecer productos, soluciones y servicios capaces de facilitar el trabajo diario de los instaladores.

  • Una vez estamos sumergidos ya en pleno proceso de vuelta a la normalidad tanto a nivel social como empresarial, ¿Qué objetivos se han marcado para los próximos meses?

Simplemente trataremos de ir acoplándonos a esta lenta recuperación de la normalidad que nos está tocando vivir, adaptándonos paulatinamente a ella. Los objetivos no han variado, solamente se han dilatado en el tiempo y ahora volvemos a retomarlos poco a poco.

  • ¿Cuáles son sus metas y siguientes pasos para dar, de cara al mercado internacional?

Miguélez posee una fuerza importante en los mercados exteriores, que han ido creciendo progresivamente y representan cifras superiores al 50% de nuestra producción.

Las metas no son muy diferentes a las que hemos venido desarrollando en los últimos 30 años. Sencillamente seguiremos afianzándonos en los países donde estamos presentes y desarrollando nuevos mercados afines a nuestros productos. También desarrollaremos nuevas gamas de cables según la demanda.

Hemos podido constatar que las formas de actuación son parecidas en todos los mercados, aunque se trate de diferentes países. Además, los actores son en muchos casos entidades presentes globalmente y, por tanto, la filosofía general aplicada es similar independientemente del país en el que operemos. Hasta hoy esta forma de actuar ha resultado positiva y podríamos decir que es algo inherente a nuestra marca.

  • Hace relativamente poco tiempo, la compañía inauguró su nuevo centro logístico central. Una vez se encuentra ya a pleno funcionamiento ¿cómo valora esta apuesta de Miguélez, en la que invirtió más de doce millones de euros?
Relacionado:  Municipios de Albacete mejorarán su eficiencia energética con fondos europeos

Para nosotros resultaba imprescindible esta inversión con el objetivo de implementar una gestión logística ágil en los diferentes mercados en los que actuamos. Es un complemento básico de gestión de producto que nos permite optimizar nuestros recursos al mismo tiempo que nos proporciona una velocidad exponencial en la gestión de pedidos.

  • ¿Cómo ve el mercado del material eléctrico español en comparación con sus vecinos europeos?

En relación al producto, y me refiero exclusivamente a cables eléctricos, España se ha convertido en un referente a nivel mundial en la utilización de cables de alta seguridad en caso de incendio. De este modo, la industria española se ha posicionado como líder en su fabricación a escala internacional; Como consecuencia, nuestras instalaciones eléctricas lideran también en prestaciones y garantías para el consumidor.

En cuanto a la actividad, podemos apreciar que quizás es un poco más lenta que la de las grandes economías europeas.

  • ¿Qué aspectos diría que son los que han hecho asentarse a Miguélez en la posición que ocupa actualmente en el mercado?

Nada excepcional. Somos un proveedor fiable, claro y concreto en base a una filosofía de trabajo muy definida, actuaciones continuadas sin vaivenes en los criterios, manteniendo nuestra participación al lado de las empresas que han confiado en nosotros. Es así de simple.

  • ¿Y cuáles son aquellos que diría que hay que hacer un especial hincapié a corto y medio plazo?

Tal y como venimos procediendo en los últimos años y fieles a nuestra política de trabajo, el principal objetivo es seguir atendiendo las necesidades de nuestros clientes, adaptando y ampliando el catálogo mediante la incorporación progresiva de nuevas gamas, así como procurando soluciones para la presentación y embalaje del producto.

Tenemos claro que, si sabemos hacer que los clientes mantengan la confianza tanto en nuestro catálogo de productos, como en nuestro servicio y equipo humano, entonces conseguiremos adaptarnos a cualquier tipo de escenario. Además, somos una organización que da mucha importancia a las personas, son nuestro principal capital y seguiremos apostando por ellas para ofrecer lo que mejor sabemos hacer: cables eléctricos “just in time”.

Por último, otro de los aspectos que estamos promoviendo es nuestro fuerte compromiso de respeto y cuidado del medioambiente, plasmado en la implementación de un sistema de gestión medioambiental según norma ISO 14001. Este compromiso no se limita a la gestión de residuos industriales, sino también a la mejora de productos y envases con menor impacto climático.

  • Uno de los temas que más tinta ha hecho correr durante los últimos tiempos dentro del sector es el de las materias primas ¿Cuál es su actual? ¿Han experimentado variaciones en los precios durante los últimos meses?

Como todo el sector conoce, la evolución de los precios de las materias primas ha seguido una progresión ascendente desconocida, pero es lo que hay. Debemos adaptarnos a esta realidad sobre la cual poco podemos influir. En este momento, tenemos que convivir con esta situación de escasez y la incertidumbre que provoca.

COMPARTIR