La expansión de soluciones digitales y dispositivos conectados ha modificado todos y cada uno de los aspectos de la sociedad al proporcionarnos a cada uno de nosotros un aparato con millones de veces la capacidad tecnológica de aquellos ordenadores que pusieron un hombre en la Luna hace apenas 60 años.

Desde la llegada de los ordenadores personales, internet y los smartphones a nuestras vidas, nuestros hábitos se han visto totalmente modificados, cuando no directamente eliminados y sustituidos por otros nuevos.

De esta manera, a la hora tanto de comprar un producto como de contratar un servicio de cualquier tipo, nuestro primer pensamiento hoy en día ya no es consultar un centro especializado, consumir literatura especializada o buscar ayuda en un familiar o conocido, sino que directamente lo que hacemos es sacar nuestro móvil del bolsillo y realizar una búsqueda rápida.

Los medios tradicionales ya no sirven, los clientes ya no están en la calle 

Hasta hace apenas una década, los métodos de promoción para una empresa o profesional que ofreciera servicios de fontanería eran la propaganda impresa, objetos con sus datos que se regalaban a potenciales clientes y, principalmente, el boca a boca. Pero, tras lo anteriormente dicho, la conclusión es clara: lo que se ha hecho hasta ahora para conseguir clientes ya no vale, o estás en los nuevos medios o no estás. Y los clientes están en internet.

Por todo ello, a día de hoy es imprescindible tener visibilidad en internet y aprovechar todas las posibilidades que ofrece el medio online:

Relacionado:  Gree presenta la bomba de calor Versati III Monobloc R32: la más alta tecnología en un tamaño compacto

• Página web: lo más importante en una web profesional ha de ser su transparencia, usabilidad y ofrecer de la manera más clara posible la información que potencialmente más pueda interesar a los clientes – servicios y precio. Además, como cada vez hay más personas conscientes de esta problemática, es fundamental tener un buen posicionamiento en los buscadores para que tu web sea uno de los primeros resultados, por lo que es indispensable un buen trabajo de SEO y la creación de campañas de publicidad de pago.

• Redes sociales: si antes comentábamos que hay que estar donde está la gente, las redes sociales es la respuesta a la pregunta ‘bien, ¿y eso dónde es?’. Ya sea en una o en varias de ellas, actualmente es raro que una persona no tenga un perfil. Pero no basta con crearlo, sino que hay que estar activo en ellas y hablar el mismo lenguaje que sus usuarios.

• Contenido de alto valor añadido: en el caso de que tengas conocimientos que compartir y sepas hacerlo de una manera atractiva para el público, crear un contenido que aporte valor añadido (trucos o consejos, por ejemplo) ayudará a crear y/o establecer tu imagen de marca.

• Y mucho más: estos tres son los pilares básicos de una estrategia de marketing online, pero pueden (y deben) ser complementados con otras vías como el email marketing, participación en foros de profesionales, oferta de presupuestos online y un largo etcétera.

COMPARTIR