La crisis sanitaria ocasionada por el COVID- 19, así como las medidas adoptadas para contener en la medida de lo posible los efectos de la pandemia, trajeron consigo a su vez una crisis económica que ha afectado a todos los sectores y tejidos industriales.

A pesar de que la reducción parcial y/o total de algunas de estas medidas está haciendo posible una recuperación paulatina de tanto de las economías locales como globales, lo cierto es que aún estamos lejos de lo que hasta el pasado febrero conocíamos como normalidad.

Durante este último año hemos visto cómo las empresas y la sociedad ha tenido que buscar y encontrar maneras de paliar los efectos económicos de las crisis, y el sector de la fontanería ha encontrado una bolsa de aire en la rehabilitación y las reformas.

Concretamente, el de la reforma y la rehabilitación fue uno de los pocos sectores que cerraron el pasado 2020 con cifras positivas, pese a que, curiosamente, fue una de las actividades más perjudicadas, sufriendo una caída interanual de la actividad del 34% pero experimentando un aumento de las solicitudes que llegó a alcanzar el 48,5 en julio.

Finalmente, durante el global de 2020 se estima que las solicitudes de obras en hogares crecieron un 11% con respecto a 2019, elevando su volumen de negocio hasta los 29.300 millones de euros.

Relacionado:  El mercado de la domótica en España registró un aumento del 40% en 2018

Una explicación a esto se encuentra a la gran cantidad de horas que nos vimos forzados a pasar en nuestros hogares, lo que hizo que algunos descubrieran que estos eran poco cómodos y aún menos funcionales. La extensión de las medidas dedicadas a restringir la movilidad personal, unida a la ausencia de otros gastos relacionados con nuestra vida en la calle hizo que muchos se animaran a reformar sus casas. Este tipo de obra se disparó en un 9% en España durante 2020.

A causa de esto, sectores como el de la fontanería pasaron de ser una de las actividades económicas más perjudicadas por la crisis económica subsiguiente a la pandemia a una de las que más rápido se ha recuperado.

Un crecimiento que continua en 2021

Durante la primera mitad del presente año hemos visto cómo esta tendencia continua y la previsión de unos años estables, no influenciados por el COVIDD-19 hacen que la sensación general dentro del sector es que esta tendencia se mantenga.

COMPARTIR