Reducir el consumo energético en nuestros hogares nos permitirá que las
facturas se reduzcan y que nuestro impacto ambiental sea inferior, convirtiendo nuestras casas en lugares más eficientes y sostenibles.

La tarifa eléctrica siempre ha sido una de las mayores preocupaciones para los hogares españoles. Es algo lógico, si realizamos un repaso de todas las actividades que realizamos a lo largo de nuestro día, veremos cómo la energía eléctrica está presente en una inmensa mayoría de ellas. De esta manera, ante la imposibilidad de prescindir en la
medida de lo posible de ella, encontrar maneras de reducir nuestro consumo energético es una de las mejores soluciones que tienen las familias para ahorrar un dinero que resulta imprescindible en muchos casos.Esta preocupación es algo firmemente contratado, con encuestas sectoriales que afirman que hasta un 69 % de los españoles reconoce que sus hábitos están muy influidos por
el impacto que tienen en el bolsillo; algo que no hará sino incrementarse a raíz de la última modificación de la factura de la luz presentada este mes de junio.

La nueva tarifa eléctrica, un nuevo reto para los hogares españoles.

Desde el  1 de junio de 2021, el precio de la luz ha aumentado significativamente sus costes, especialmente en aquellas horas con una mayor demanda en los que se alcanzará con relativa frecuencia precios por encima de 0,24€/kWh, un notable incremento pese a que ya nos encontrábamos en máximos históricos en el precio de la luz.Pero las razones para llevar a cabo un consumo responsable de la energía van mucho más allá de las económicas, dado que la generación, el transporte, la extracción y el
consumo de esta energía también tiene un gran impacto en el medioambiente.

Relacionado:  Un 40% de los hogares españoles no sabe qué tipo de tarifa eléctrica tiene contratada

En definitiva, conseguir que nuestros hogares sean lo más eficiente posibles, energéticamente hablando, es algo que no solo nos permitirá ahorrar, sino que nos permite construir un mundo más sostenible y sano para el común de la sociedad. Las empresas dedicadas al desarrollo y fabricación de todas aquellas soluciones que nos permiten dotar y controlar la electricidad de nuestros hogares son muy conscientes de esta problemática, por lo que en los últimos años están concentrando todos sus esfuerzos en crear productos que no solo sean más eficientes por sí mismos, sino que también nos ayuden a la hora de reducir la cantidad de energía que consumimos en nuestro día a día.

Soluciones para mejorar nuestra eficiencia energética

Finder es uno de los mejores ejemplos de esto. Con sede en Italia, la empresa ha concentrado todos sus esfuerzos en la producción de relés, temporizadores y componentes específicos para instalación civil que permitan a sus usuarios hacer un consumo responsable de la energía. Los electrodomésticos, la climatización, la iluminación y los aparatos electrónicos son los principales sumideros energéticos de nuestros hogares, por lo que encontrar soluciones especializadas, que respondan a las necesidades y características específicas de cada uno de ellos, es fundamental a la hora de conseguir un hogar lo más eficiente posible.

Dentro de una cartera de producto con más de 14.000 referencias, podemos encontrar desde interruptores horarios, temporizadores, detectores de movimiento y presencia, a telerruptores y termostatos, pasando por los contadores de energía. Todas ellas soluciones que no solo harán de nuestro hogar un entorno lo más eficiente posible, sino que también aumentan su confort, seguridad y funcionalidad.