La instalación fotovoltaica en Miajadas estará formada por más de 1.800 paneles de última generación con una potencia total de más de 800 kWp.

Nestlé España ha llegado a un acuerdo con la empresa proveedora de servicios energéticos y especializada en energía distribuida Enertika, para instalar una planta solar fotovoltaica para autoconsumo en los terrenos de la fábrica de salsas de tomate de Nestlé ubicada en Miajadas (Cáceres), la cual se espera que entre en funcionamiento a final de año.

La instalación contará con más de 1.800 paneles de última generación con una potencia total de más de 800 kWp, equivalentes al consumo energético de 367 hogares españoles y evitando la emisión a la atmósfera de 330 toneladas de CO2 al año.

El acuerdo estipula además la venta de electricidad renovable, por lo que Enertika operará y gestionará esta instalación durante los 10 primeros años, la cual generará el 38% del consumo anual de la factoría. Gracias a este acuerdo el centro de producción de Miajadas combinará el autoconsumo renovable con la compra de energía verde.

Relacionado:  Crecen las ventas de baterías avanzadas para coches eléctricos en 2016

Esta nueva instalación es la segunda que implementa Nestlé en sus fábricas españolas. La primera es el parque solar que se está construyendo en la factoría de café tostado de la Compañía en Reus (Tarragona), también de la mano de Enertika y que se prevé que entre en funcionamiento en verano.

La fábrica de Tarragona contará con más de 1.500 paneles con una potencia total de más de 700 kWp, que proporcionarán a este centro de producción la energía equivalente al consumo de 315 hogares.

La fábrica de SOLÍS en Miajadas produce unas 30.000 toneladas de productos a base de tomate al año. La factoría cuenta con la Declaración de Verificación de Residuo Cero otorgada por la entidad independiente Bureau Veritas con el que avala la gestión sostenible de todos residuos generados en el proceso productivo, sin que ninguno de ellos acabe en el vertedero, fomentando la economía circular.