La nueva fábrica de Wallbox supone una inversión de 9 millones de euros y contará con 800 empleados para fines de 2021.

El pasado 15 de marzo, el consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción, se reunió con Pere Navarro, delegado especial de Estado del CZFB (Consorci de la Zona Franca de Barcelona), para firmar un contrato de arrendamiento por 10 años.

Wallbox instalará en la Zona Franca de Barcelona una nueva planta para ampliar su capacidad de producción y seguir abasteciendo la creciente demanda de sus productos en España y en el exterior. La firma estima que las líneas de producción estarán operativas a partir del cuarto trimestre de 2021.

Enric Asunción, director general de Wallbox señaló “La nueva fábrica es un gran paso para el futuro no solo de Wallbox, sino también de la industria automotriz española, que, como en el resto del planeta, está adoptando la electrificación. Zona Franca cuenta con la infraestructura y el entorno ideales para montar una fábrica de última generación que nos permitirá seguir reforzando nuestro liderazgo en el sector de carga eléctrica y gestión de energía a nivel global”.

La compañía informó que la nueva fábrica ocupará una parcela de 16.800 m2, con un almacén de 11.220 m2 que será reformado para acondicionarlo a las actividades de producción, validación y almacenamiento. La nueva planta integrará sistemas Factory 4.0, sistemas de gestión de procesos LEAN y la implementación del concepto “Cradle to Cradle” en todos los trabajos de adaptación.

Relacionado:  ¿Cuáles son los desafíos que presenta la industria 4.0?

Por su parte Pere Navarro expresó “la Zona Franca de Barcelona se enorgullece de haber sido elegida como sede de la nueva fábrica de Wallbox, y también de acoger a esta destacada empresa, que destaca en un sector de alto crecimiento como el eléctrico recarga de automóviles e invierte masivamente en I + D para desarrollar tecnologías sostenibles de vanguardia a nivel mundial. Estas decisiones sin duda refuerzan nuestro objetivo de liderar la transición hacia una nueva economía basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”.

De acuerdo al comunicado, la fábrica también incorporará un innovador sistema de gestión energética que permitirá que el 75% de la energía consumida en el proceso productivo sea reutilizada y devuelta a la red energética interna. Además, se instalarán paneles solares fotovoltaicos de 30 kW de capacidad para que la energía solar cubra entre el 30% y el 60% de la producción, pudiendo llegar incluso al 90%.

Fuente: Wallbox

Impresión artística del nuevo almacén en Zona Franca. Foto: Wallbox