La licencia de obras es una de las principales barreras al desarrollo del autoconsumo, generando esperas de hasta ocho meses.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha logrado que Castilla-La Mancha apruebe la adecuación de las leyes autonómicas de urbanismo a la realidad del autoconsumo, para que estas instalaciones se tramiten por la vía de la comunicación previa, lo que agiliza considerablemente la tramitación administrativa. Con ésta, ya serían más de la mitad las Comunidades Autónomas que han eliminado esta barrera administrativa al desarrollo del autoconsumo y, por tanto, agilizado los procesos de aprobación.

“Queremos felicitar al gobierno de Castilla–La Mancha por haber tomado esta importante decisión. La mejora de la agilidad de las tramitaciones es, en este momento más que nunca, clave para que se reactive la actividad de todo el entramado de autónomos y empresas que pueden hacer del autoconsumo una vía más de recuperación económica y generación de empleo en los municipios tras la crisis actual por la COVID-19”, ha señalado José Donoso, director general de UNEF.

Por su parte, Juan José Moreno, delegado de UNEF en Castilla-La Mancha y presidente de Fitecam, la asociación de instaladores eléctricos y telecomunicaciones de esta Comunidad, recuerda que “la licencia de obras supone un impacto en el coste de la instalación y desanima a los ciudadanos que quieren apostar por el autoconsumo para reducir su factura eléctrica y contribuir a la lucha contra el cambio climático”“Simplificar, digitalizar y homologar las tramitaciones administrativas a nivel autonómico y local es clave para reactivar el autoconsumo, fundamental a su vez para la recuperación económica”, añade. De hecho, esta es una de las áreas en las que UNEF invierte sus esfuerzos a nivel nacional, dado que aún quedan comunidades que exigen procesos diferentes para tramitar una instalación de autoconsumo.

Asimismo, Benito Puebla, también delegado de UNEF en Castilla – La Mancha y fundador y CEO de I+D Energías, ha agradecido al gobierno regional “que haya tomado en consideración las peticiones que veníamos haciendo durante este último año para sustituir la licencia de obras por una declaración responsable para instalaciones de aprovechamiento de la energía solar mediante captadores térmicos o paneles fotovoltaicos tanto sobre la cubierta de las edificaciones y otras construcciones auxiliares de éstas -incluidas las pérgolas de los aparcamientos de vehículos-, como en los espacios de las parcelas en suelo urbano, no ocupados por las edificaciones y otras construcciones auxiliares de éstas, cuando las instalaciones no comporten un empleo de la parcela superior al cuarenta por ciento de su superficie no edificable”. “Esto hará sin duda que potenciemos el autoconsumo en nuestra región siendo motor económico y generación de empleo”.

Gracias al trabajo realizado por UNEF, asociación que representa al 90% del sector, en Castilla-La Mancha, a partir de ahora, la comunicación previa sustituirá la licencia de obras, trámite que no se ajusta a la naturaleza de una instalación sobre cubierta y que conlleva retrasos de hasta ocho meses en la tramitación del proyecto.

Relacionado:  La UNEF propone convertir a la energía fotovoltaica en protagonista de la recuperación económica de España

Así, Castilla-La Mancha pasa a formar parte de las diez Comunidades Autónomas -entre otras Illes Balears (Ley 7/2013), Extremadura (Ley 11/2018), Cataluña (Decreto Ley 16/2019), Andalucía (Decreto-ley 2/2020) y, recientemente, Aragón- que han eliminado este trámite que se ha convertido en la principal barrera para el desarrollo del autoconsumo fotovoltaico y la instalación de energías renovables en los municipios.

Eliminar estas barreras administrativas es fundamental para que el autoconsumo contribuya, junto a las plantas fotovoltaicas en suelo, al cumplimiento del objetivo marcado por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y para que haya una más pronta recuperación y una menor destrucción de empleo.

Fuente: UNEF

licencia