La sociedad no para de evolucionar y avanzar a ritmos insostenibles. Cada día se producen miles de productos que se consumen a grandes velocidades, lo que implica un gran gasto de energía y termina generando grandes niveles de contaminación. Las empresas estamos, no en el deber, sino en la obligación de diseñar productos que sean respetuosos con el medio ambiente. Y tenemos las herramientas para hacerlo.

En Niessen innovamos para ser tecnológicamente respetuosos con el medio ambiente. Una gran parte de nuestra labor técnica se dirige a la optimización de los recursos y procesos para que generen el mínimo impacto en el entorno, contribuyendo a la sostenibilidad. Un ejemplo claro de ello es nuestra serie de mecanismos Zenit, la primera del mercado en conseguir el certificado de Ecodiseño.

Pasar de pequeños detalles sostenibles como un interruptor Niessen a ámbitos más globales, nos obliga a hablar del mundo de la arquitectura responsable, donde el certificado energético es una de las herramientas más extendidas para construir de manera sostenible.

Obligatorio en España desde 2013, informa sobre el consumo energético y sobre las emisiones de CO2 de un inmueble. Pese a ser un gran paso adelante, cabe preguntarse si debería extenderse más allá, controlando, adicionalmente, el consumo de agua, las conexiones de transporte o la generación de residuos y ruido, entre otros.

¿Qué es BREEAM?

BREEAM son las siglas de Building Research Establishment Environmental Assesstment Methodology. Se trata de una metodología de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación. Sus orígenes se remontan a 1990 y cuenta con más de 200.000 edificios certificados en todo el mundo, más de 1.000.000 de registros, así como una red de asesores de más de 500.000 licenciados.

BREEAM comenzó en BRE, una organización establecida en UK. Existen varios tipos de evaluación: BREEAM UK, BREEAM Internacional y, desde finales de 2010, BREEAM ESPAÑA.

Relacionado:  GREE dota sus splits G-Tech y U-Crown con nuevos filtros de purificación

¿En qué consiste el método?

Consta de dos apartados: por un lado, un método de certificación de carácter voluntario por parte de una organización privada y, por otro, un sistema de evaluación de la sostenibilidad que tiene en cuenta varios criterios integrados en las siguientes categorías:

  1. Gestión
  2. Salud y bienestar
  3. Energía
  4. Transporte
  5. Agua
  6. Materiales
  7. Residuos
  8. Uso del suelo y ecología
  9. Contaminación
  10. Innovación

Cada una de estas diez categorías incluye una serie de créditos valorados. Según se cumplen estos créditos, se obtiene una puntuación que se suma a la nota final. La puntuación final se alcanza con la evaluación por Categoría y la Ponderación Medioambiental.

Al resultado anterior pueden sumarse más puntos por la “Puntuación ejemplar”, como podría ser el caso del criterio de Innovación. Finalmente, y tras la verificación de los requisitos mínimos, se obtiene la Clasificación con los siguientes niveles: aprobado, bueno, muy bueno, excelente o excepcional.

El Certificado se obtiene tras el registro del proyecto.

BREEAM es un método transversal, que parte de la fase de diseño y tiene en cuenta todo el proceso hasta el uso y el mantenimiento posterior a la propia construcción.

Es el mismo caso que el Certificado de Ecodiseño obtenido por Niessen en 2008, que considera todos los impactos medioambientales desde la ingeniería de pro-ducto hasta el fin de su vida útil, incluyendo el reciclaje.

BREEAM ESPAÑA ofrece diferentes esquemas o métodos adaptados según el uso y la tipología del edificio o territorio a certificar:

“BREEAM es útil para todo tipo de edificaciones: vivienda, industria, comercial, oficinas…”

Esta metodología permite la adaptabilidad a los diferentes tipos de edificaciones: vivienda, industria, comercial, oficinas…, particularizando los criterios de evaluación y obteniendo una certificación óptima y realista.