La tecnología 0G, impulsada por Sigfox, es una alternativa en cuanto a la conectividad para IoT. Para la mayoría de casos de uso de IoT industrial, no es necesario contar con una infraestructura costosa ni de gran capacidad.

Un artículo reciente de Silicone aborda cómo la tecnología 0G es una alternativa sencilla, de bajo consumo y largo alcance para el despliegue del IoT (Internet de las Cosas) en dispositivos sencillos, que no necesitan transmitir grandes volúmenes de datos.

Rebecca Crowe, managing director de Sigfox España explica que “La tecnología 0G, impulsada por Sigfox, es una alternativa en cuanto a la conectividad para IoT. Para la mayoría de casos de uso de IoT industrial, como logística, gestión de instalaciones, monitorización de activos, etc., no es necesario contar con una infraestructura costosa ni de gran capacidad. Basta con emitir pequeños paquetes de datos de poco peso. Con este enfoque, somos capaces de desarrollar soluciones escalables, de bajo coste y mínimo consumo energético».

Por su parte, Iñigo Arizaga, director de Tecnología de la División ICT de Tecnalia, explica que esta tecnología se utiliza “en sistemas de acceso de banda estrecha —baja velocidad de datos— y largo alcance —decenas de kilómetros—, orientados fundamentalmente a aplicaciones de IoT, particularmente aquellas que requieren de la conexión masiva de dispositivos sencillos, que no necesitan transmitir grandes cantidades de información”.

Entre las características a destacar de la Tecnología 0G encontramos:

  • Total disponibilidad: los dispositivos conectados por 0G se comunican sin necesidad de conexiones complejas o tarjetas SIM.
  • Mínimo coste: la simplicidad de la tecnología contribuye a bajos costos por escalabilidad.
  • Bajo consumo y gran autonomía: Los dispositivos del IoT que operan con esta tecnología pueden ser alimentados por baterías que ofrecen una autonomía de varios años.
  • Complementariedad con el 5G: en palabras de Crowe, ambas tecnologías son “estándares complementarios para la economía digital”.
Relacionado:  Renishaw presenta una solución digital para la medición de errores de geometría y rotatorios en máquinas-herramienta

Algunas de las aplicaciones de la tecnologías 0G son el control de cultivos y agricultura de precisión, seguimiento de ganado en semilibertad, trazabilidad en el transporte de mercancías, aplicaciones de control industrial mediante sensores sencillos, sistemas de eficiencia energética en edificios, medición de parámetros ambientales, entre muchos otros.

Fuente: silicone.es

0G
Foto: sigfox.es