• Las plantas fotovoltaicas instaladas en las depuradoras evitarán la emisión de 1.000 toneladas de CO2.
  • El Sistema Automático de Información de Depuración (SAID) permitirá monitorizar los parámetros de depuración en tiempo real.

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, instaló durante el segundo semestre de 2020, plantas fotovoltaicas en once depuradoras de aguas residuales de Murcia para impulsar el ahorro energético y reducir la huella de carbono.

El proyecto que alcanza una inversión de 2,5 millones de euros, cofinanciados con Fondos Feder y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), evitará la emisión de unas 1.000 toneladas de CO2 al medio ambiente.

Las plantas fotovoltaicas producirán 1.800 megavatios para autoconsumo al año, generando un ahorro del 22% de la energía consumida de fuentes tradicionales y equivalente al gasto de electricidad anual de 520 hogares familiares.

Un total 10.000 metros cuadrados de campos solares, fueron instalados dentro de las instalaciones de las diversas depuradoras de aguas residuales, los cuales integran módulos fotovoltaicos conectados con un sistema de inversores para la conversión de energía eléctrica de continua a corriente alterna.

Relacionado:  ACCIONA gana €380 millones (+8,1%) y prepara la salida a bolsa de su negocio de energía

Las estaciones en las que se han instalado las plantas fotovoltaicas son Abanilla, Fortuna, Alguazas, Mula, Lorquí, Ceutí, Los Alcázares, Puerto Lumbreras, Calasparra y Bullas, además de La Unión, cuyos trabajos se espera que estén finalizados en las próximas semanas.

Sistema de telecontrol en 39 depuradoras

En el caso del sistema de telecontrol, se instalará en 39 estaciones depuradoras, lo que supone el 96% del caudal tratado en la Región. El proyecto supone una inversión de 1,5 millones y su implantación se iniciará durante el primer trimestre de 2021.

En concreto, la actuación consiste en la instalación de un Sistema Automático de Información de Depuración (SAID) para recopilar datos remotos en tiempo real, que permitan la lectura, monitorización, supervisión, registro y gestión de los parámetros de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR).

El sistema garantizará el correcto funcionamiento y mejorar la eficiencia de las estaciones.

Placas fotovoltaicas instaladas en la Estación depuradora de aguas residuales, EDAR de Bullas. Foto: carm.es