De acuerdo al estudio el confort acústico es el peor evaluado, mientras el confort lumínico es el mejor valorado por los españoles en cuanto a su calidad de vida.

Los españoles calificaron en 6,8 la calidad de vida en sus hogares, según la última edición del estudio “Quiero vivir mejor” de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), publicado por Cuida Tu Casa, en el cual se ha evaluado la comodidad dentro de los hogares en un año marcado por confinamiento a causa de la pandemia.

Según Andimac cerca del 40% de las viviendas españolas no ayudan al bienestar de las personas que viven en ellas y en general, el grado de satisfacción no llega ni siquiera al «notable».

Principales resultados

En cuanto a las características de las viviendas, los españoles tienen la mejor impresión sobre el confort lumínico, ahorro energético y la accesibilidad, mientras que el confort acústico y térmico y la ergonomía fueron los peor evaluados. Este último resulta especialmente importante debido a la introducción masiva del teletrabajo.

Por otra parte, los hombres han evaluado mejor sus viviendas (6,88) en comparación a las mujeres (6,76). Un elemento que parece impactar positivamente en la percepción de las personas es la vida en familia o pareja, pues estas valoran en promedio su calidad de vida en 7 puntos, muy por encima de aquellos que viven solos o con otros convivientes (sin familiares), cuya valoración no llega si quiera a los 6 puntos.

Relacionado:  Philips Lighting y la Fundación Adecco firman un acuerdo para promover la inserción laboral de las personas con discapacidad

El parque inmobiliario no cubre las necesidades y expectativas de los españoles

La Asociación advierte sobre el envejecimiento del parque inmobiliario español, cuya tasa de crecimiento medio anual es del 2%, mientras que la reforma de la vivienda solo afecta al 0,15%. Destaca que actualmente el 83% de las viviendas en España tienen más de 18 años, lo que se refleja en la calidad de vida.

En este sentido, la patronal explica que el hecho de que un mayor esfuerzo por ahorrar en consumo energético implique problemas en confort térmico pone de manifiesto que las viviendas españolas tienen serios problemas.

Andimac cree que el informe debería ayudar a formular políticas para mejorar la calidad de vida de las personas en sus hogares.

En este sentido, la Asociación enfatiza que una sociedad verdaderamente comprometida con la mejora de sus condiciones de vida debe prestar especial atención a las condiciones de habitabilidad de su vivienda, pues ésta es un pilar del bienestar.