Miguélez fue la primera empresa europea certificada por AENOR referente a cables eléctricos con características de comportamiento especial contra el fuego, según la norma UNE 21123-4:1999 (actualmente UNE 21123-4:2017). En 2020, se cumplen 20 años de este hito.

Esta certificación fue pionera en Europa, en relación a cables eléctricos con características de comportamiento especial ante el fuego, pues hace 20 años no existían reglamentos en esta materia y se requería una seguridad «pasiva» que redujera los factores de riesgo y garantizara más tiempo de actuación a los equipos de extinción y salvamento.

Atendiendo a esta necesidad, Miguélez, junto con otros fabricantes y representantes de la Asociación Española de Fabricantes de Cables y Conductores Eléctricos y de Fibra Óptica (FACEL), elaboraron un proyecto de reglamentación para asegurar que el diseño de los nuevos cables tuvieran prestaciones mejoradas en caso de incendio para aquellos edificios y locales con especiales riesgos, como locales de pública concurrencia, entre otros.

Las ventajas fueron presentadas a la Comisión Asesora en Materia de Seguridad Eléctrica de las comunidades autónomas, y luego de rigurosos ensayos que arrojaron posteriores informes favorables, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través del Grupo Redactor del Reglamento, dio el visto bueno para la incorporación de esta novedosa norma al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), siendo el sello de certificación de AENOR la herramienta reconocida para demostrar que el cable cumplía con la norma (UNE 21123-4 o UNE 211002).

Relacionado:  ¿Conoces la guía sobre Ahorro y Eficiencia Energética en Escaleras Mecánicas?

Miguélez obtuvo la certificación de AENOR a partir de ensayos realizados por el Centro de Ensayos, Innovación y Servicios (CEIS), además de una auditoría de los medios productivos en fábrica y del sistema de gestión de la calidad, para asegurar que su producto cumplía con todas las especificaciones técnicas que exige la norma. Con dicha certificación, el fabricante obtuvo la primera concesión del mercado eléctrico para el derecho de uso de la Marca AENOR en los cables RZ1-K (AS) 0,6/1 kV y ES07Z1-K (AS) (ahora H07Z1-K Type 2 (AS)) no propagadores del incendio y libres de halógenos con baja emisión de humos y gases de baja opacidad, toxicidad, corrosividad y conductividad.