Los recursos se destinarán a cuatro grandes bloques de la Agenda Verde: acción climática, automoción y movilidad sostenible, economía circular y vivienda y energía eficiente.

La directora general de Calidad Medioambiental y Cambio Climático de la Generalitat, Mercè Rius, presentó la Agenda Verde catalana, una recopilación de acciones inspiradas en el Green Deal Europeo y que supondrá del 52% del presupuesto del plan de reactivación económica y social de Cataluña. El anuncio lo ha hecho en su intervención en los ‘Cafès CEEC’, organizado por el Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya (CEEC) y celebrado el pasado 24 de noviembre.

La Agenda Verda cuenta con cuatro motores: la descarbonización de la energía, la aplicación de la circularidad, la digitalización y la regulación inteligente. Cuyos objetivos se despliegan en ocho ejes:

  • Incrementar la ambición climática en todos los sectores.
  • Especificar que se trabajará para proveer energía limpia, segura y asequible.
  • Descarbonizar la industria y que ésta aplique los principios de la economía circular.
  • Impulsar la eficiencia energética en los edificios.
  • Movilidad inteligente y sostenible.
  • Producción de alimentos de proximidad, el “farm to fork”.
  • Protección del ecosistema y la biodiversidad.
  • Cero emisiones.

Para conseguir estos objetivos el Govern prevé destinar el 52% del total del Plan para a la Reactivación Económica y Protección Social como consecuencia de la crisis de la COVID-19 (CORECO), unos 16.678 millones de euros. Los recursos se dividirán en cuatro grandes bloques: acción climática (6.311 millones de euros), automoción y movilidad sostenible (5.877 millones de euros), economía circular (1.200 millones de euros) y vivienda y energía eficiente (3.270 euros).

Relacionado:  La tecnología 0G es una alternativa para el IoT en dispositivos sencillos

Además, Rius ha enfatizado la importancia de la colaboración público-privada para conseguir los hitos marcados.

La presidenta del CEEC, Esther Izquierdo, destacó la relevancia del vínculo entre la economía circular y el vector energético, señalando la reciente experiencia de la Inmersión Estratégica 2020.

Por su parte, Rius resaltó quela energía forma parte de la circularidad. Estamos trabajando en una estrategia de circularidad para implementar en las industrias. Ésta (la circularidad) es de las políticas más importantes que hay que fomentar, como es el caso del sector de la edificación. Además, se tiene que mejorar las conexiones entre unos y otros para aprovechar los recursos, puesto que, lo que para algunos es un residuo, para otros puede ser, o es, un recurso”.

agenda verde