La arquitectura pasiva propone el diseño de construcciones autosuficientes, empleando soluciones para garantizar el aislamiento térmico, el control de infiltraciones, la calidad del aire interior y una mejor climatización. Su consumo energético casi nulo se cubre con energías renovables.

La revista Diariodesign, especializada en diseño, interiorismo y arquitectura, ha hecho una selección de 10 ejemplos de arquitectura pasiva. Desde iElektro queremos hacernos eco de la selección, destacando 5 proyectos desarrollados en España.

Residencia de Ancianos de Camarzana de Tera (Zamora)

La primera residencia de ancianos Passivhaus en España fue diseñada por el estudio CSO Arquitectura. El edificio cuenta con diversas estrategias energéticas pasivas, como el sobreaislamiento en fachada, solera y cubierta; la cubierta ajardinada extensiva; la carpintería de madera con vidrio triple; ventilación natural; un invernadero en la zona del comedor que atempera el aire; y la captación de agua de lluvia para riego de zonas ajardinadas. Adicionalmente se instalaron tres recuperadores de calor; una máquina aerotérmica; cinco paneles solares térmicos para ACS; y 66 paneles fotovoltaicos con una generación de 20kW. El edificio ha sido finalista en los Premios FAD de Arquitectura 2020.

Polideportivo Turó de la Peira (Barcelona)

Con una estrategia de concentración de usos, la arquitecta Anna Noguera convirtió al equipamiento deportivo en un espacio que integra lo urbano y vegetal, bajo criterios de sostenibilidad, aprovechando su orientación, volumen, y usando estructuras de madera prefabricada, placas fotovoltaicas y vegetación de la fachada. El proyecto ha recibido numerosos premios.

Casa Parlem (Mallorca)

Relacionado:  La digitalización permitirá al sector CPG avanzar en eficiencia, sostenibilidad y resiliencia

El estudio OHLAB diseñó esta casa de vacaciones a partir de soluciones enfocadas a la sostenibilidad. La orientación norte-sur de todas las habitaciones permite una ventilación cruzada y las aberturas a los lados generan interiores muy luminosos que reducen el uso de la luz. La pérgola de cañizo, las persianas mallorquinas y la plantación de árboles aportan la sombra necesaria. También incorpora un sistema de recogida de agua de lluvia que se almacena y reutiliza para el riego, cisternas y pérdidas de agua de la piscina.

Edificio de cuatro viviendas a medida (Barcelona) 

Se trata de un proyecto diseñado a medida por Lussi + Partner AG y la arquitecta Lola Domènech para cuatro parejas de amigos. El edificio de cuatro viviendas de 80 m2 cada una, más espacios comunes, reinterpreta el uso de sistemas constructivos y soluciones técnicas propias del lugar. Dos terrazas orientadas a patio y calle garantizan la ventilación cruzada, el control térmico y lumínico del interior. Su sistema de persianas de madera, corrugables y con lamas orientables, tamiza la luz solar en las terrazas.

La eco barraca (Valencia)

La barraca es una vivienda de campo característica en las zonas rurales de Valencia. Cuenta con una planta rectangular y un marcado ángulo en la cubierta posee. Construida con materiales sostenibles (principalmente madera), es autosuficiente y modular. El recubrimiento de corcho garantiza la eficiencia energética, mientras que las placas solares instaladas en el techo generan la electricidad suficiente para toda la vivienda.

Para conocer más de la arquitectura pasiva visita Diariodesign

arquitectura pasiva
Polideportivo Turó de la Peira (Barcelona) Foto: Enric Duch. Fuente: annanoguera.com