El proyecto Qiyi City Forest Garden se presentaba como el mayor bosque vertical de China, pero ha terminado por convertirse en una verdadera pesadilla para sus habitantes. 

El mercado inmobiliario a nivel mundial se ha visto muy influenciado por los cada vez más exigentes parámetros asociados a la sostenibilidad. Cada vez vemos con más frecuencia edificios con energías renovables, instalaciones eléctricas con mayor eficiencia, mayor vegetación, árboles y plantas, características que permiten a toda construcción calificarse de “verde”.

Esta tendencia, ofrece grandes beneficios no solo al medio ambiente sino también a las personas, pero si no se proyecta adecuadamente, no siempre el calificativo de “edificio ecológico” se traduce en una ventaja para sus habitantes.

Este ha sido el caso de un conjunto residencial ubicado en Chengdu (China), que se presentaba como el mayor bosque vertical de China, pero ha terminado por convertirse en una verdadera pesadilla para sus habitantes. El proyecto Qiyi City Forest Garden empezó en 2016 y su principal atractivo eran sus abundantes zonas ajardinadas. El conjunto de ocho torres de 36 pisos, cuentan con zonas comunes y balcones, cargados de vegetación exuberante, que ofrecían la promesa a los inquilinos de vivir en un jardín vertical verdaderamente imponente.

A principios de este año, se inició el proceso de ventas de los apartamentos y solo en el mes de Abril, la inmobiliaria informó que se vendieron 826 apartamentos, augurando un éxito total al proyectoMeses después, si bien se han vendido un gran número de viviendas, solo unas pocas familias se han mudado. El resto de los pisos permanecen vacíos en parte porque los dueños son inversores inmobiliarios, mientras el resto de propietarios que no quieren mudarse debido a la proliferación de mosquitos y otras plagas, según han expresado en redes sociales chinas

Esto significa que hay una gran cantidad de viviendas en las que nadie cuida las plantas y esta falta de mantenimiento ha convertido los espacios en los ideales para la plaga de mosquitos.

De la experiencia del Qiyi City Forest Garden queda un importante aprendizaje sobre el papel determinante del factor humano y su interacción con las prestaciones de una edificación, para garantizar el éxito de cualquier proyecto inmobiliario.

Qiyi City
Foto: EPA. Fuente: dailysabah.com
COMPARTIR