El parque eólico Dersalloch se convertirá en el primer parque eólico de arranque negro (Black Start) del mundo para 2022.

ScottishPower Renewables (SPR), la filial escocesa de Iberdrola anunció que ha logrado re -energizar parte de la red eléctrica, utilizando energía generada por un parque eólico terrestre. El proyecto se llevó a cabo en el parque eólico de Dersalloch en South Ayrshire y tiene como objetivo demostrar que la energía eólica puede restaurar una sección ‘apagada’ de la red de transmisión.

De acuerdo al comunicado de prensa «se utilizó tecnología de ‘formación de redes’ llamada máquinas virtuales síncronas (VSM) para regular la frecuencia y el voltaje de la energía de las turbinas, esencialmente formando una isla de red estable, para mantener el sistema eléctrico estable y equilibrado. Luego, la tecnología se utilizó para integrar ese suministro con la red y restaurar la parte del sistema que se había bloqueado.»

Lindsay McQuade, CEO de ScottishPower Renewables dijo: “Lo que hemos logrado en Dersalloch es verdaderamente líder en el mundo y destaca el papel crucial que desempeñarán las energías renovables en la creación de un sistema eléctrico inteligente, moderno y descarbonizado. También es un ejemplo fantástico de colaboración e innovación para ofrecer algo excepcional que cambiará la forma en que las energías renovables interactúan con la red para siempre. Ya no se trata solo de la energía bruta que generamos, sino de la interacción de la generación renovable y sus características con el sistema de red general y sus requisitos para cuando se necesita y usa la energía.»

Siemens Gamesa Renewables Energy (SGRE), es socio del proyecto e implementó la última tecnología en el parque eólico. SPR y SGRE también trabajaron en colaboración con SP Energy Networks (SPEN) para interactuar con la red. El proyecto también recibió financiamiento parcial del gobierno escocés.

Relacionado:  KPMG, mejor empresa para trabajar en España

Frank Mitchell, CEO de SP Energy Networks afirmó «La prueba permitió a SPEN obtener conocimiento sobre cuántas turbinas necesitarían estar conectadas antes de intentar la conmutación de los transformadores más grandes y las líneas más largas, lo que sería necesario para recuperar la red más amplia después de un evento de ‘arranque negro'».

Por su parte, Paul Wheelhouse, Ministro de Energía de Escocia declaró “Esta tecnología será de vital importancia, no solo en Escocia y el Reino Unido, sino en todo el mundo. A medida que más países sigan el ejemplo de Escocia en el cierre de centrales eléctricas de combustibles fósiles contaminantes y el cambio a un sistema de electricidad renovable, el mercado de servicios que brindan seguridad de suministro sostenible crecerá y estoy interesado en que Escocia pueda estar en el centro de eso.»

El procedimiento para restaurar la energía en caso de un cierre total o parcial de un sistema de transmisión de electricidad, se denomina restauración de ‘arranque negro’ (Black-Start) y por lo general se utilizan combustibles fósiles tradicionales como el carbón y el gas, por lo que este avance se considera una primicia mundial.

Se estima que Dersalloch se convierta en el primer parque eólico ‘Black Start’ del mundo para 2022, ya que la instalación de la nueva infraestructura y almacenamiento de baterías comenzará en noviembre del 2021, cuando se lleve a cabo la COP26 en las cercanías de Glasgow.

arranque negro
Foto: Parque eólico Dersalloch Fuente: scottishpowerrenewables.com