Amazon presentó recientemente el primero de tres modelos de vehículos eléctricos personalizados, diseñados y construidos en colaboración con el fabricante Rivian. 10.000 furgonetas comenzarán a circular en 2022.

El gigante del comercio electrónico, Amazon, presentó el pasado 08 de octubre, el primer modelo de vehículo de reparto eléctrico personalizado, diseñado y construido en colaboración con Rivian. Esta es una de las iniciativas que adelanta la compañía en el marco del «The Climate Pledge», un compromiso que asumió Amazon hace apenas un año, para lograr que su negocio sea cero emisiones de carbono para 2040 (10 años antes del Acuerdo de París).

«Cuando nos propusimos crear el primer vehículo de reparto eléctrico personalizado para las entregas de Amazon con Rivian, sabíamos que debía superar con creces a cualquier otro vehículo de reparto. Queríamos que a los conductores les encantara usarlo y que los clientes se sintieran entusiasmados cuando lo vieran circulando por su vecindario y llegando a su casa. Combinamos la tecnología de Rivian con nuestro conocimiento de la logística de reparto, y el resultado es lo que se ve aquí – el futuro de la entrega en la última milla», destacó Ross Rachey, director de la flota global y productos de Amazon.

Amazon ha anunciado que 10.000 de estos vehículos de reparto eléctricos personalizados estarán realizando entregas en todo el mundo en 2022, y espera que en 2030 estén operativos 100.000 vehículos.

El modelo que recién presenta, es uno de los tres modelos diferentes en los que Amazon ha invertido y que Rivian ha personalizado completamente para la compañía, bajo los criterios de sostenibilidad, mejora de la experiencia del conductor y optimización de la seguridad.

«El vehículo que hemos desarrollado con Amazon no es sólo eléctrico. Priorizamos la seguridad y la funcionalidad para crear un vehículo optimizado para la entrega de paquetes. Pensamos en cómo los conductores entran y salen de la furgoneta, cómo es el espacio de trabajo y cuál es el flujo de trabajo para la entrega de paquetes», señaló RJ Scaringe, CEO de Rivian.

Relacionado:  Schneider Electric apuesta por la transformación de la industria con su visión de los 'Edificios del Futuro'

«El futuro de la entrega en la última milla», características de la furgoneta: 

  • Sensores de detección de última generación, un conjunto de tecnología de asistencia en autopistas y tráfico y un gran parabrisas para mejorar la visibilidad del conductor.
  • Cámaras exteriores alrededor del vehículo que están conectadas a una pantalla digital dentro de la cabina, dando al conductor una visión de 360 grados fuera del vehículo.
  • Integración de Alexa para el acceso manos libres a la información de la ruta y a las últimas actualizaciones sobre la climatología.
  • Una puerta reforzada en el lado del conductor para protección adicional.
  • Un amplio espacio en la parte trasera de la cabina, casi como una pista de baile, para facilitar el movimiento dentro de la furgoneta.
  • Luces traseras brillantes que rodean la parte trasera del vehículo para detectar fácilmente el frenado.
  • Tres niveles de estanterías con una puerta de mampara, que puede abrirse y cerrarse fácilmente para una mayor protección del conductor mientras está en la carretera.

La asociación de Amazon y Rivian, fue la respuesta de Amazon al no encontrar opciones eléctricas adaptables a las necesidades de sus conductores de sus proveedores de transporte y de las operaciones de reparto, por lo que a través de esta asociación, la compañía aceleró el camino hacia un vehículo de reparto eléctrico que se ajustara a las necesidades de sus entregas.

Para Rachey este nuevo modelo de furgoneta reajustará las expectativas de la industria en cuanto a lo que es capaz de hacer un vehículo de reparto eléctrico.

«Esperamos que este vehículo eléctrico personalizado ayude a generar un sentimiento de urgencia en la industria acerca de la necesidad de pensar en grande sobre la adopción de tecnología y soluciones sostenibles, independientemente de que se trate de una empresa de entrega de paquetes, una empresa de logística, un fabricante de helados, o casi cualquier otra empresa con vehículos en la carretera», dijo Rachey.

Foto: aboutamazon.es