El Renault Mégane eVision es un prototipo de coche eléctrico que presenta un diseño renovado y futurista del clásico Mégane. Además estrena una nueva plataforma diseñada específicamente para coches eléctricos.

En el marco del evento «Renault eWays» el Grupo Renault ha presentado dos nuevos coches eléctricos para el mercado europeo. El Dacia Spring, anunciado como el coche eléctrico más barato del mercado; y el Renault Mégane eVISION, un prototipo de SUV eléctrico.

El Renault Mégane eVISION estrenará la plataforma modular CMF-EV, desarrollada en colaboración con Mitsubishi y Nissan. La plataforma permitirá, tanto al futuro Mégane eléctrico como a otros modelos (como el Nissan Ariya), portar tres paquetes de baterías (40 kWh, 60 kWh y 87 kWh), con un sistema eléctrico de 400 V.

Su diseño compacto de 4,21 metros de longitud total, busca aprovechar al máximo el espacio, acortando los voladizos y ampliando la distancia entre ejes hasta 2,77 metros. Para aumentar su habitabilidad, han agrupado todo el compendio técnico en el frontal del coche, por lo que la parte trasera solo reserva el espacio necesario para el esquema de suspensión.

Relacionado:  Schneider Electric y SIRT lanzan una solución para conectar hotel y huéspedes a través de la TV

En lo que respecta a la batería, Renault ha afirmado que será la más delgada del mercado y se ubicará bajo el piso del habitáculo, formando parte de la propia estructura del coche.

La próxima generación del Mégane contará con opciones de tracción total y tracción delantera, gracias a un motor adicional en el eje trasero, lo que permitirá aumentar la potencia que en se ha revelado para la versión de tracción delantera, de 160 kW (217 CV) y 300 Nm.

La marca prevé que modelo final del Renault Mégane eVISION llegue al mercado al 2021, con un diseño renovado y futurista del clásico Mégane y manteniendo rasgos clave del prototipo presentado, como los cortos voladizos, la alargada línea del techo, el abultado capó, y la estética de los grupos ópticos.

evision