En Andalucía, el plazo para amortizar una inversión de instalación de paneles solares en viviendas, se estima entre 4 y 7 años.

20,4% de la energía solar fotovoltaica de España se ubica en Andalucía, lo que hace a esta región líder en comparación con el resto de comunidades autónomas. Sevilla, Córdoba y Málaga son las provincias con más proyectos de energía solar instalados, seguidas de Cádiz, Granada y Jaén.

Es por ello que la compañía especializada en instalación de paneles solares en viviendas unifamiliares, Otovo, ha realizado un estudio para determinar el potencial de la región, analizando variables como el precio, el tiempo de recuperación de la inversión, las subvenciones y la radiación solar de la zona; determinando que en Andalucía el plazo para amortizar una inversión de este tipo se estima entre 4 y 7 años.

Andalucía es la comunidad autónoma con la irradiación solar más alta de toda España (5.739 kWh/m2), por lo que la producción de energía a través de placas solares es muy alta, haciendo el sistema fotovoltaico altamente rentable en la zona.

Para aprovechar esta ventaja, la Junta de Andalucía ha establecido como uno de sus objetivos en materia de eficiencia energética, lograr para finales de 2020 que el 25% del consumo final bruto de la Comunidad, provenga de fuentes renovables, del cual un 5% correspondería a fuentes de autoconsumo.

Relacionado:  La Universidad de Barcelona pone el marcha el Máster en Gestión de Eficiencia Energética y Sostenibilidad

Para lograr este objetivo, el Gobierno regional promueve la instalación de placas solares, y otras energías renovables, a través de subvenciones complementarias a las ya ofrecidas por el Gobierno central. Municipios con más de 10.000 habitantes como Dos Hermanas (Sevilla), Cádiz y El Aguilar de la Frontera (Córdoba), entre otros, ofrecen una bonificación del IBI y del ICIO.

En los municipios que ofrecen los mayores incentivos, los solicitantes pueden optar a una bonificación durante 5 años y al máximo porcentaje del IBI (50%) o al 95% de bonificación ICIO para la propia instalación de placas solares. En este caso, la inversión se amortizará en cuatro años, con una rentabilidad de 25% anual.

Incluso en el caso de que no se cuente con ningún tipo de bonificación, la amortización de la inversión se lograría poco antes de los 7 años. Si bien parece un período largo, supone una rentabilidad anual en torno al 14%, muy por encima de otro tipo de inversiones a largo plazo.

inversión