Para conseguir cumplir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero establecidas en el transporte marítimo, los armadores, operadores y constructores del sector naval están en busca de soluciones para aumentar la sostenibilidad.

Esto traerá ventajas como el aligeramiento del peso y la resistencia a la corrosión, el uso de materiales compuestos avanzados, como los plásticos o los polímeros reforzados con fibra de carbono, está ganando terreno en la industria naviera, en la que la mayoría de los navíos todavía están hechos de acero.

 

El proyecto para cumplir los objetivos por la sostenibilidad en el sector naval

En búsqueda de conseguir todos estos objetivos marcados por la sostenibilidad nace el proyecto RAMSSES. Este proyecto está financiado por fondos europeos y fomenta el uso de materiales innovadores para su comercialización futura en el sector marítimo.

Sobre eso, Damen Schelde Naval Shipbuilding (DSNS), socio del proyecto RAMSSES, comentó lo siguiente: «La construcción naval con materiales compuestos tiene numerosos beneficios, el mayor de los cuales es su contribución a una eficiencia y una sostenibilidad marítimas mayores. Un navío hecho con materiales compuestos, como en el que están trabajando los socios de RAMSSES, podría pesar hasta un 40 % menos que uno equivalente de acero. Como resultado de ello, habría una reducción considerable de emisiones y de consumo de combustible.»

El único problema es que no se han aprobado directrices, por lo que: «los reglamentos sobre la construcción naval con materiales compuestos solo abarcannavíos de hasta 500 toneladas, que miden unos veinticinco metros de eslora. RAMSSES tiene como objetivo abordar esta cuestión ampliando la tecnología de los materiales compuestos y la capacidad para diseñar, producir y comercializar navíos hechos de materiales compuestos de hasta 85 metros de eslora en pleno cumplimiento del Convenio internacional para la seguridad de la vida en el mar (SOLAS, por sus siglas en inglés) y de los reglamentos de clase, mediante la validación del proceso de producción de estructuras grandes hechas con materiales compuestos con mejoras económicas e indicadores clave del rendimientopara la resistencia al fuego, la resistencia a impactos y la robustez estructural.»

 

Relacionado:  Ferroli lanza su tarifa de precios septiembre 2018

La sostenibilidad, de la mano de la versatilidad

Marcel Elenbaas, de DSNS, también comentó el impacto de RAMSSES en el futuro del transporte marítimo. «La sostenibilidad es uno de los principales objetivos de la industria en la actualidad y la construcción naval no es una excepción. El uso de materiales compuestos en navíos de mayor tamaño tiene consecuencias significativas en todo el diseño del navío.» Además, Elenbass habló sobre que los navíos necesitan motores más pequeños. «lo que significa más espacio para sistemas adicionales y los convierte en plataformas más versátiles. Además, por supuesto, los navíos hechos con materiales compuestos requieren mucho menos mantenimiento que los de acero. Con RAMSSES, tenemos la oportunidad de demostrar la efectividad y viabilidad de la construcción naval con materiales compuestos a gran escala.»

COMPARTIR