Desde la Universidad de Cornell han identificado un nuevo material de superconductor, que sería el tercer tipo, denominado onda g. Este nuevo superconductor destaca porque sus electrones se mueven juntos en lo que conocemos como pares de Cooper. A diferencia de los otros superconductores -ondas s u ondas d-, este emparejamiento mejora su propiedad más famosa: carencia de resistencia a la corriente eléctrica. Esto es importante ya que para generar la resistencia os pares de Cooper tienen que romperse y para ello se necesita energía.

Este tercer tipo de superconductor se encuentra entre dos estados denominados ‘singlet’:

  • Un superconductor de onda p que cuenta con un quanto de momento angular.
  • Los electrones emparejándose con espines paralelos en lugar de antiparalelos.

 

¿Qué significa la llegada de este tercer superconductor?

No debemos pasar por alto que la búsqueda por un nuevo superconductor lleva más de 20 años en marcha y que hasta hace poco, era el rutenato de estroncio el máximo candidato para ser el material en lograrlo.

Fue en las últimas investigaciones, realizadas por Brad Ramshaw y su equipo, cuando descubrieron que para encontrar el nuevo material del superconductor eléctrico la clave estaba en usar usar una espectroscopia de ultrasonido resonante de alta resolución. «Este experimento realmente muestra la posibilidad de este nuevo tipo de superconductor en el que nunca antes habíamos pensado. Realmente abre el espacio de posibilidades de lo que puede ser un superconductor y cómo puede manifestarse. Si alguna vez vamos a manejar el control de superconductores y usarlos en tecnología con el tipo de control afinado que tenemos con los semiconductores, realmente queremos saber cómo funcionan y en qué variedades y ‘sabores’ vienen.»

Hay que destacar que este superconductor da señales de un gran avance en el mundo de la computación cuántica, ya que será utilizado para crear fermiones de Majorana, una partícula única que es su propia antipartícula.

Relacionado:  La COP25 concluye con un acuerdo bajo mínimos ante la emergencia climática

 

Así ha sido el estudio

Para poder estudiar las propiedades de simetría de la superconductividad en un cristal de rutenato de estroncio, Ramshaw y Ghosh se han hecho valer de la espectroscopia de ultrasonido. Con lo que se encontraron ante una problemática que no habían visto anteriormente: «Enfriar el ultrasonido resonante a 1 kelvin (menos 236,11 grados Celsius) es difícil, y tuvimos que construir un aparato completamente nuevo para lograrlo.» Afirmaban.

Una vez obtenida la nueva configuración, el equipo midió las respuestas que presentaban las constantes elásticas del cristal, con especial interés en la velocidad del sonido del material dentro de una variedad de ondas sonoras a medida que el material se enfriaba a través de su transición superconductora a 1,4 kelvin. 

Una vez analizados todos los datos y haberlos introducido en una base de datos, los investigadores pudieron determinar que el rutenato de estroncio es lo que se llama un superconductor de dos componentes.

COMPARTIR