La ministra de la Transición Ecológica, Teresa Ribero, lleva varias semanas recibiendo cientos de quejas por parte de los españoles de la falta de electrolineras con las que cargar el vehículo eléctrico. Esto está siendo un problema serie de cara a los compradores de vehículos eléctricos, ya que lo sitúan como un contra importante a la hora de realizar la inversión.

Es por eso mismo que Teresa Ribero ha confirmado la importante necesidad de avanzar de forma cualitativa en esta materia. Más aún teniendo en cuenta el plan moves que prevé un boom de los vehículos eléctricos en los próximos años.

Aparte de esta problemática, que ocupa la primera posición en cuestión de prioridades para el avance de los vehículos eléctricos en España, la ministra de la Transición Ecológica también ha resaltado otro gran problema evidente: las baterías. Ya que según ella aún queda mucho camino por recorrer para conseguir avanzar en su media de vida útil. De momento ya hemos visto como Nissan avanza en la fabricación de estas en su fábrica de Barcelona.

Relacionado:  Guipúzcoa, contra la pobreza energética con su "Plan Foral de Energía"

 

Problemas más allá del vehículo eléctrico

La vicepresidenta del Gobierno en su comparecencia también trato otros temas preocupantes, como es a próxima presentación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo. Este es un tema que trae de cola desde ya hace varios meses y como consecuencia de la crisis vivida con la pandemia se ha retrasado su publicación y según sus declaraciones, tendría que salir el próximo mes de octubre.

Finalmente habló sobre el crecimiento de las energías renovables, que están en su mayor pico de la historia. Y según las estimaciones que están haciendo desde el gobierno este estima una convergencia de precios con los más relevantes países de nuestro entorno, como Alemania o Francia, de cara al año 2023.

Señalización de punto de carga de coche eléctrico
COMPARTIR