Lo que ahora conocemos como Smart Home tuvo sus inicios en el 1975 y es muy diferente a lo que conocemos ahora. Lanzado como un nuevo recurso de gente adinerada, el único modelo que existía por entonces se trataba del X10. Producto que se limitaba a poder apagar y controlar los dispositivos de iluminación al antojo del usuario.

Esta innovación, que ahora con la infinidad de recursos que tenemos puede parecernos poco, fue el pionero del sector y el causante que ahora tengamos nuestras Smart Home.

 

¿Qué es una Smart Home?

Una Smart Home es todo aquel hogar que tenga la capacidad tanto de ser administrado como monitoreado a distancia. Para ello hay diferentes maneras de lograrlo, tanto con la instalación de dispositivos inteligentes, como con una propiedad en red de Zigbee o un sistema de automatización de hogares con cables.

Los dispositivos inteligentes son los más comunes en estos casos. Se tratan de todos aquellos que los puedes controlar mediante un teléfono móvil, un ordenador o cualquier otro equipo que tenga la posibilidad de conectarse a la red. Por ponerlo en contexto, varios casos de este estilo son:

  • Los televisores inteligentes. Dan acceso a los usuarios de contenidos a la carta de las emisoras convencionales mediante  iPlayer de la BBC, el ITV HUB, así como a servicios de streaming como Netflix y Amazon Prime.
  • Iluminación inteligente. Un caso muy conocido es el de Phillips Lue, que es capaz de controlar varias lámparas LED al mismo tiempo mediante el móbil o la tablet.
  • Altavoz inteligente. Estos son aquellos altavoces que controlamos mediante la voz. Todo el mundo conoce Google Home, Amazon Echo y el HomePod de Apple.
  • Sistemas de calefacción inteligente. El termoestato de Google’s Nest es el mejor ejemplo. Puedes controlar la temperatura mediante tu teléfono y es capaz de detectar cuando entras y sales de casa para establecer la calefacción según tus horarios.
  • Cámaras de seguridad inteligentes. Se trata de las cámaras que están conectadas a tu dispositivo en cuestión y puedes verlas a través de él. Además, te alertan al segundo si observa algún movimiento.
  • Enchufes inteligentes. Se trata de enchufes que se conectan a una toma de corriente estándar pero que son capaces de controlar todos los dispositivos del hogar; ya sean cafeteras o una nevera.
Relacionado:  Mantenimiento remoto de máquinas seguro de Phoenix Contact

Por otro lado encontramos los denominados ZigBee y Z Wave. Estos se tratan de protocolos de comunicación inalámbrica ue crean redes de área personal utilizando tecnología de radio digital de baja potencia. El principal fin de estos es transportar cantidades muy pequeñas de datos en distancias cortas.

La ventaja de estos casos es que los productos combatibles con ZigBee y Z Wave son productos que llegan a lugares del hogar donde el wifi no alcanza.

 

Automatizar tu hogar, una mejora en tu calidad de vida

Debemos tener en cuenta que en una definición a gran escala, automatizar tu hogar significa optimizar la tecnología que tienes en tu hogar. De forma que tienes un control total de tu consumo. Hecho que te aporta los siguientes beneficios:

  • Unidad. Un sistema automatizado elimina la dependencia de diferentes fabricantes y la molestia de asegurar que los dispositivos funcionen entre sí.
  • Centralizado. El usuario puede simplificar y optimizar la experiencia del hogar.
  • Simplicidad. Los controles son sencillos y se controla todo desde un solo punto.
  • Personalización. Los usuarios pueden crear reglas que se adapten a sus horarios y hábitos.

COMPARTIR