300 millones de euros. Esta es la cantidad que el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) destinará a ayudas directas a actuaciones de mejora de la eficiencia energética en edificios construidos antes de 2007. Estas mejoras pueden incluir cambios en:

  • Sustitución de calderas antiguas por opciones renovables:
  • Mejora de la envolvente térmica del edificio.

Hay que tener en cuenta que esta ayuda viene porque el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) ha realizado una nueva convocatoria de ayudas para impulsar el PREE.

Para estas ayudas que se convoquen en cada región se podrán presentar los siguientes actores:

  • Comunidades de propietarios.
  • Comunidades de energías renovables.
  • Comunidades ciudadanas.
  • Empresas explotadoras.
  • Empresas arrendatarias.
  • Empresas concesionarias.
  • Proveedores de servicios energéticos.

Y para ser aceptada, la propuesta deberá estar envuelta en alguna de las siguientes tres posibles actuaciones:

  • Envolvente térmica y arquitectura bioclimática.
  • Sustitución de equipos de calefacción, climatización y producción de agua caliente sanitaria por otros que utilicen energías renovables.
  • Iluminación en el sector terciario.
Relacionado:  El ICE 4 de Siemens comienza su servicio regular

Hay que tener en cuenta que cada convocatoria tendrá una fecha para la presentación de su solicitud, pero en ningún caso será posterior al 31 de julio de 2021.

 

La Unión Europea impulsa las ayudas por la eficiencia energética

Con el objetivo cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, la Unión Europea se está implicando en todas las iniciativas que tengan que ver con aplicaciones renovables. Es por ello que en este caso el PREE podría estar cofinanciado con aportaciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

En este apartado financiero también cabe destacar que los 300 millones en algún momento se podrían ampliar con nuevas asignaciones del Fondo Nacional de Eficiencia Energética o de otros instrumentos de financiación que adjudiquen partidas al IDAE.

Finalmente, señalamos que desde el IDAE apuntan que esta línea sea la punta de lanza para que los fondos europeos destinados a una economía verde se vayan integrando poco a poco.

eficiencia energética

COMPARTIR