Todo aficionado al mundo de los vehículos eléctricos tendrá marcado el día 22 de setiembre en rojo en el calendario. O al menos esta es la intención de Tesla, que lo ha bautizado como el Battery Day. El objetivo de este acontecimiento es desvelar sus últimos avances en la tecnología relacionada con las baterías.

En el pasado mes de junio la misma compañía, con el fin de crear más intriga, ya hizo un pequeño spoiler dando a conocer la existencia del proyecto RoadRunner. El mismo se basaba en la consecución de los permisos con los que adaptar espacios de trabajo en la “Tera battery manufacturing facility”. 

A esto también le debemos sumar que se ha filtrado una de las sorpresas que traerá el Battery Day. Se trata de dos imágenes de la que sería la nueva celda de batería que Tesla utilizará en sus coches eléctricos dentro del proyecto RoadRunner, según filtró Electrek.

El objetivo de RoadRunner, el último proyecto de Tesla

Con este proyecto Tesla pretende producir en masa una nueva celda de batería más densa energéticamente y mucho más barata. Para ello están trabajando con unas nuevas celdas que cuentan con un diseño hecho de forma interna del cual contamos con información muy escasa.

Relacionado:  Saunier Duval acompaña a Oiarzabal en su nuevo desafío ante los ‘ochomiles’

Lo que sabemos hasta ahora es:

  • El diámetro de la nueva celda es el doble que el de las celdas 2170.que Tesla utiliza actualmente en el Model 3 y en Model Y.
  • Son producidas por Panasonic en la Gigafactoría de Nevada.
  • Son cilíndricas.
  • Tienen 21 mm de diámetro y 70 mm de altura.
  • El volumen interno que puede contener se multiplica por cuatro, ya que se se multiplica por dos el diámetro de la celda y se mantiene la altura.

También cabe destacar una característica especial que tan solo podemos apreciar en las imágenes filtradas. Las baterías cuentan con una celda que prescinde de las pestañas que el cátodo y el ánodo utilizan para conectarse con los terminales positivos y negativos de la carcasa de la celda.

COMPARTIR