La asociación de la Industria de la iluminación apoya el llamamiento para ampliar la renovación en toda Europa y trabaja con sumo interés para asegurarse de que incluya la iluminación.

Esta renovación entra dentro del acuerdo verde Europeo y ha sido identificada como un motor clave para la recuperación social y económica europea posterior al COVID-19. Según la asociación, ni puede ni debe haber ninguna renovación de edificios en Europa sin mejorar las instalaciones de iluminación. La iluminación es esencial para que un edificio sea más eficiente desde el punto de vista energético, pero también para asegurar una adecuada Calidad Ambiental Interior (IEQ).

Siguiendo en esa línea, el compromiso político de la UE está respaldado también por el apoyo financiero. La Comisión propone reforzar el presupuesto de la UE 2021-2027 poniendo a disposición 750.000 millones de euros adicionales en el marco del nuevo instrumento financiero de la UE de la próxima generación. Dado el carácter relativamente intensivo en mano de obra de la renovación y el hecho de que coincide con la ambición «ecológica, digital y resistente» del paquete de recuperación de la Comisión, en el documento en el que se esbozan las propuestas de la Comisión Europea se habla de un apoyo normativo y financiero para «duplicar como mínimo la tasa de renovación anual del parque de edificios existentes«. Se espera que en otoño se presente una comunicación estratégica sobre la iniciativa Renovation Wave y un plan de acción con medidas concretas para desplegar una renovación más rápida y profunda.

Desde la Unión Europea han reconocido los beneficios que proporciona la renovación: «reducir las emisiones, disminuir el consumo de energía y reducir las facturas de los hogares, construir edificios más seguros y saludables y mejorar la calidad de vida de las personas. Una inversión en renovación creará puestos de trabajo y beneficiará a la economía local.»

En cuanto a la eficiencia energética de los edificios, alrededor del 75% de los edificios europeos son ineficientes energéticamente hablando. Además, se estima que el 80% de los edificios actuales seguirán en uso en 2050 y que sólo el 1% (en promedio) de los edificios actuales se renueva cada año.

 

La iluminación contribuye a la calidad ambiental interior

La gran mayoría de los consumidores perciben la iluminación como un impulsor de la eficiencia energética. Pero hay muchos beneficios que van más allá, como pueden ser:

  • La salud.
  • El bienestar.
  • La productividad.
  • La seguridad de las personas.
Relacionado:  ¿Por qué renunciamos al ahorro energético y económico?

Fue a partir del 2017 cuando estos beneficios empezaron a llamar la atención. Dado que  tres biólogos fueron galardonados con el Premio Nobel por ayudar a explicar cómo funciona el ritmo circadiano humano, incluyendo cómo la luz afecta a nuestro ciclo biológico diario.

Pero aún así, la iniciativa EU Renovation Wave trae el debate de que el ahorro debe ir más allá de la energía para abordar también el objetivo de construir edificios más sanos y mejorar la calidad de vida de las personas. 

Teniendo esto en cuenta, se han desarrollado las siguientes recomendaciones:

  • Centrarse en los edificios no residenciales (edificios públicos y comerciales), como ya se establece en la Directiva sobre el rendimiento energético de los edificios. Los edificios públicos deben dar ejemplo.
  • Usar iluminación LED, en combinación con controles y sensores. Al cambiar de las lámparas incandescentes a las lámparas LED de bajo consumo, se estima que los europeos se han beneficiado de hasta un 90% de ahorro. Además, estos sistemas de iluminación, además de permitir un gran número.
  • Dar prioridad a una renovación completa de las luminarias para incluir controles y sensores, con un nivel mínimo de SRI. «Se debe evitar el simple cambio de lámparas. Se debería fomentar la sustitución de las luminarias o la introducción de un diseño de iluminación totalmente nuevo, ya que ello redundará en mayores beneficios en términos de ahorro de energía y de IEQ.»
  • El indicador de preparación inteligente (SRI) debería aplicarse en toda la UE para maximizar su potencial de ahorro de energía y captar todos los beneficios que puede aportar al bienestar y el rendimiento de los ocupantes de los edificios. Las renovaciones deberían conducir a una determinada puntuación mínima de SRI.
  • Introducir requisitos mínimos obligatorios en el IEQ. Los criterios para la iluminación se pueden encontrar en la norma EN 12464-1 y se debe hacer referencia a ellos en la Iniciativa de la Ola de Renovación.
  • El acceso a la financiación pública debería estar sujeto al cumplimiento de ciertas condiciones. Debería introducirse la obligación de incluir la renovación del alumbrado para obtener la subvención completa.

COMPARTIR