Desde el gobierno de Nueva Gales del Sur, Australia, van a apostar fuerte por la producción de hidrógeno con el fin de hacer frente a la crisis provocada por el COVID 19. Newcastle y Port Kembla serán los dos centros en los que se crearán miles de nuevos empleos.

Este hecho lo hará oficial mediante un informe el ministro de medio ambiente Matt Kean. Y en dicho informe destaca la gran oportunidad que brinda el hidrógeno para que el estado australiano sea uno de los lugares más productivos del mundo en cuanto a costos para producir hidrógeno.

Sobre ello comentó Matt Kean lo siguiente: «Los principales beneficiarios de estas nuevas industrias, nuevos empleos y nuevas oportunidades serán las personas que viven en el monte. De ahí es de donde vendrá nuestra energía barata y fiable… y ahí es donde irán los trabajos.»

https://iestrategies.es

La situación en Australia

Por primera vez desde el año 1990, el país australiano sufre una recesión y según las cifras de desempleo más de un millón de australianos están sin trabajo. Es más, la primera semana de setiembre los datos confirmaron que  Australia ha sufrido su más profunda contracción económica desde la década de 1930, con un colapso del PIB del 7% hasta el trimestre de junio.

Es por ello que el ministro Kean dijo que Nueva Gales del Sur debe seguir adelante con su recuperación económica, mientras que John Barilaro, líder de NSW Nationals, añadió: «las energías renovables siempre serán parte del futuro, y el hidrógeno es parte de eso

Relacionado:  El gasóleo amenaza con bajar el listón del euro por litro

Por su parte, Barilaro también insistió en que el único punto de diferencia en la Coalición estatal era en cuanto a cómo suministrar la energía de carga base. Además, hace especial hincapié en que la energía nuclear debe ser incluida en la mezcla. «Pero no veo que haya nunca una nueva central eléctrica de carbón impulsada por el mercado en Nueva Gales del Sur y el gobierno no la subvencionaría.«

El camino hacia un futuro más limpio con el hidrógeno

Sobre la iniciativa de incluir la energía nuclear en la mezcla, Kean considera que es encontrarse en una encrucijada. Dado que existía una enorme oportunidad para la abundante energía limpia tanto barata como fiable con las que reducir las facturas y ayudar a la industria pesada a volver, añadiendo que: «Podemos reavivar las guerras ideológicas del pasado o construir un futuro más sostenible.»

Por otra parte, en un estudio de Innovación de la descarbonización organizado por Kean, se señalaba lo siguiente: «Para lograr estos compromisos y objetivos, las jurisdicciones están avanzando para descarbonizar sus economías y mejorar su resistencia al cambio climático. Si se gestiona adecuadamente, la descarbonización presenta importantes oportunidades económicas para que NGS desarrolle y haga avanzar las tecnologías, los servicios y las competencias descarbonizadas.»

También señala la gran oportunidad de mercado que existe en la región: «Los bajos costos de la energía renovable harán de Australia uno de los lugares más competitivos en cuanto a costos para producir hidrógeno, potencialmente, por ejemplo, a un costo más bajo que en China y Japón.»

 

COMPARTIR