La cuarta revolución industrial traerá consigo los dispositivos industriales y permite a las organizaciones utilizar la información ordenada de los gadgets de IoT y los marcos controlados por PC. Por su parte, la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) y el Aprendizaje Automático (AM) sobre la información mencionada hace que las fábricas inteligentes pasen a ser totalmente automatizadas, al igual que con las Smart City.

Hay que tener en cuenta que el objetivo de la Industria 4.0 es habilitar digitalmente y orientar los datos. Este cambio lo deben aplicar mediante el uso de nuevas tecnologías y servicio de computación a través del Edge o la Nube para impulsar la creatividad o crear nuevos modelos de negocio e innovar de forma más eficaz. En todas estas tecnologías se incluye desde análisis avanzados e inteligencia artificial hasta realidad aumentada, gemelos digitales y plataformas industriales de IO y, en conjunto, sirven a las necesidades principales del sector manufacturero.

Las aplicaciones de energía en la IO y la IO industrial necesitan una alta fiabilidad y calidad inquebrantable. Una excelente disposición unida a un proceso de programación de primera clase para estos aparatos durante el montaje es fundamental para la ejecución general de la aplicación.

https://iestrategies.es

El uso del Internet Of Things en la industria

El Internet of Things a nivel industrial pretende impulsar la eficiencia operativa en los entornos industriales mediante la automatización, el análisis y la conectividad. Para ello utiliza una red de sensores y tecnologías de comunicación con las que a través de una sola plataforma pueden interconectar y gestionar todas las partes de un proceso industrial. Con esta plataforma analiza los datos obtenidos  por los sensores y los organiza en información procesable. En este sentido, el objetivo de IoT es que los fabricantes logren una perceptibilidad inigualable en las etapas y procesos de producción, reconozcan cualquier agujero o foco de tormento complicado y lo solucionen antes de que se convierta en un problema crítico o complejo. El resultado es un procedimiento moderno progresivamente efectivo con más tiempo de funcionamiento y mayor calidad de producción.

Relacionado:  EL Gobierno vasco destina ocho millones en ayudas para la eficiencia y las renovables

Con cada paso que realice el Internet of Things para aumentar su alcance en la eficiencia operativa, cada vez más instalaciones industriales verán las ventajas  de la conectividad de la IO para las aplicaciones industriales.

No todas las empresas están al mismo nivel

La mayoría de conversaciones sobre IoT se centran en lo que se puede concebir cuando todo está conectado. Pero lo cierto es que hoy en día no todas las compañías saben que medidas tomar para utilizar la conectividad. Según un estudio de McKinsey más de la mitad de compañías que han utilizado una solución de IO a nivel empresarial tan solo han utilizado el 10% (e incluso en varios casos menos) de la información recogida.

Teniendo esto en cuenta y sabiendo que el futuro de la fabricación pasa por la Industria 4.0, es de vital importancia que las empresas miren hacia sus jefes de avance en cuanto a IoT y decidan como aplicar técnicas eficientes para mejorar las operaciones.

COMPARTIR