A lo largo de este año la UE lanzó un nuevo proyecto que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los procesos industriales de gran volumen hasta un 35% al mismo tiempo que pretenden aumentar los recursos y la eficiencia energética hasta en un 70%.

Esta tecnología se está desarrollando bajo la mirada del consorcio MACBETH y coordinado por la empresa química alemana EVONIK, con la participación de organizaciones y universidades de países como Dinamarca, España, Holanda, Italia, Francia, Bélgica y el Reino Unido.

 

La visión global del proyecto por las emisiones

El Dr. Marc Oliver Kristen, Jefe de la Agencia de Innovación de Evonik y Director del Proyecto en MACBETH, fue el encargado de explicar el objetivo de su proyecto: «Es crucial que pensemos más allá de los límites de la química, compartamos nuestros conocimientos y hagamos uso pleno de todas las sinergias. Una empresa individual nunca podría lograr esto. Nuestro consorcio reúne el conocimiento que es esencial para el avance deseado en la síntesis catalítica.»

 

La aplicación del proyecto en las emisiones

Este proyecto de MACBETH propone una nueva generación de reactores de membrana catalítica para aplicaciones industriales de gran volumen. Los CMR combinan dos procesos de reacción química y separación de productos basados en membranas en un solo paso que, cuando se aplica a una fabricación industrial a gran escala, tiene el potencial de aumentar los recursos y la eficiencia energética y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La Dra. Raquel Portela, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), explicó a Innovation Origins que MACBETH tiene como objetivo «generar y optimizar nuevas soluciones basadas en las CMR, teniendo en cuenta las restricciones que dificultan su implementación industrial para cerrar la brecha entre los desarrollos a escala de laboratorio y la penetración en el mercado de esta tecnología«.

Con estas declaraciones podemos entender que son dos los objetivos principales son los que rodean a este proyecto: reducir la contaminación mientras se consume menos energía. Según declaran desde el consorcio de Industria de procesos, los procesos posteriores son los pasos que tienen los mayores niveles de consumo de energía y recursos en las operaciones industriales. Por ende, es importante conseguir lograr un concepto aplicable muy amplio para la integración eficiente de las operaciones posteriores en la cadena general del proceso.

Relacionado:  InsertFIX, la solución que revoluciona la instalación con bridas sin usar herramientas

Según la doctora Portela, la manera de hacerlo es: «utilizando conceptos de ingeniería química para hacer que los procesos industriales sean más limpios, seguros, condensados y eficientes en el uso de la energía o las materias primas.»

 

El objetivo del proyecto

Según EVONIK, la principal ambición del proyecto es la sostenibilidad: «La sostenibilidad es un impulsor clave aquí. La reducción prevista de las emisiones de gases de efecto invernadero en los procesos industriales de gran volumen será de hasta un 35% y el aumento de la eficiencia de los recursos y la energía hasta un 70%.»

Aún así, también debemos considerar que la nueva tecnología permitirá a creación de fábricas de fabricación considerablemente más pequeñas e incluso más seguras y ayudará a reducir considerablemente la inversión y los costos operacionales, hasta un 50 y un 80% respectivamente.

Además, desde MACBETH proponen validar la aplicabilidad industrial de esta tecnología mediante el funcionamiento a largo plazo de instalaciones de demostración para los procesos de hidroformación, producción de hidrógeno y deshidrogenación de propano a gran escala. Por lo que desde la UE apuntan a que: «el consorcio se propone alcanzar objetivos ampliados transfiriendo esta tecnología a la aplicación biotecnológica para la separación enzimática selectiva de los ácidos grasos».

Finalmente, Dr. Robert Franke, coordinador general del proyecto de MACBETH y jefe de investigación de hidroformación de Evonik dijo: «Nuestro próximo hito está claro: Queremos implementar y operar una instalación de demostración en condiciones reales e industriales. Por lo tanto, ahora, en la primera fase del proyecto de MACBETH, nos concentraremos en la optimización de los componentes utilizados y  en el sistema de reactor definitivo. Para ello, utilizaremos los prometedores desarrollos y resultados del proyecto anterior»

COMPARTIR