El sector del metal en Galicia lleva varios años perdiendo nivel en cuanto a importancia en la economía de la región se refiere, y esto se ha trasladado en que, por ejemplo, la Ría de Vigo ha perdido hasta un 30% de trabajadores – y de carga de trabaj o- en los últimos veinte años. Pero es que a esto le debemos sumar que ahora pueden perder las instalaciones de Vulcano para la construcción naval.

Sobre todo en este último aspecto se ha creado especial conflicto, ya que desde el sector del metal han censurado al presidente del Puerto de Vigo, Enrique López Veiga, al ser acusado de plantear, unilateralmente, un conflicto de jurisdicción en torno a la concesión de Vulcano, sin el aval del consejo de administración.

 

La visión de Asime

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia señalan que es deber de la Autoridad Portuaria renunciar a rescatar la concesión, por lo que seguiría la norma establecida por la Audiencia Provincial. Además, dejaría abierta la posibilidad de facilitar la transmisión de la unidad productiva íntegra a un inversor que garantice retomar la actividad y la recuperación de empleo.

Relacionado:  Unas burbujas se convierten en la nueva revelación para la captura y el almacenamiento de CO2

Respecto a esto lanza una advertencia Enrique Mallón, el secretario del colectivo y presidente de la Federación de Usuarios del Puerto de Vigo. Según él, los terrenos podrían estar amenazados de «trocearse» y ser utilizados para especular.

Por otro lado, el mismo Mallón señala que ya hay varias ofertas en pie:

  • Marina Meridional (grupo Argos), del vigués Alberto Barreras.
  • Viguesa de Calderería, quien en este caso confía en una bajada del precio actual (7,8 millones según marcó el juez).

Aunque por el momento, todo esto parece estar lejos de suceder. Ya que, según señala Mallón, es necesario un giro de 180 en la Autoridad Portuaria e incluso atacó a López Vega: «El Puerto de Vigo no es su presidente, nos importa muy poco lo que opine

COMPARTIR