En un mundo donde la iluminación cada vez coge más tonos y vemos cómo tiene diversos efectos en nuestro día a día,  cada día se realizan más y más avances en el sector. El último caso ha sido el descubrimiento de un material conocido como SMILES, compuesto por cristales que provoca que la luz de los tintes fluorescentes brille a niveles sin precedentes.

Para explicar cómo han realizado este descubrimiento, los investigadores han publicado un estudio donde centran su trabajo en la fluorescencia.

 

¿Qué son la fluorescencia y los materiales fluorescentes?

En primer lugar, es importante tener clara la definición de un material fluorescente: «Es aquel que atrapa energía desde el exterior y luego la libera en forma de luz emitida. Podemos hablar tanto de materiales artificiales como de materiales naturales.»

El problema con este material surge en el momento que se encuentra en estado líquido. Ya que no solo pierden parte de su brillo, sino que también son impredecibles a la hora al solidificarlos en marcos sólidos. Y esto es precisamente lo que han logrado solucionar los investigadores.

Relacionado:  La oferta de EFICAM se completa con las charlas técnicas a cargo de las empresas expositoras.

Para ello, su trabajo ha consistido en mezclar moléculas fluorescentes con compuestos de cristales en forma de estrella. Una vez lograda la mezcla, los cristales fijan las moléculas fluorescentes donde haya estabilidad para que la composición se vuelva sólida. 

https://iestrategies.es

El resultado del estudio

Finalmente, todos estos experimentos acaban dando un material que se puede aplicar sobre polímeros sin que pierda sus propiedades ópticas. Entonces, una vez logrado, los investigadores se atreven a afirmar que es el material fluorescente más brillante que ha existido jamás.

Con este material, que han bautizado bajo el nombre de SMILES, los investigadores esperan que pueda ser útil para aplicar a miles de tintes fluorescentes ya existentes.

COMPARTIR