El Instituto de Investigación de Capgemini ha realizado un estudio analizando las respuestas de 10.000 habitantes de ciudades y más de 300 miembros de gobiernos municipales de 10 países y 58 ciudades sobre la era digital. Y la respuesta ha sido clara: la vida de las ciudades, para la mayoría de habitantes, no responde a las actuales expectativas.

Según las conclusiones del estudio, los habitantes declaran que se sienten frustrados con la situación actual de la población en la que viven y están dispuestos a sustituirla por otra que sea digitalmente más avanzada. Esta frustración llega al punto que el 40% afirma que cambiaría su vivienda de ciudad a causa de molestias diversas que incluyen las “frustraciones digitales”.

 

Las Smart Cities, el lugar deseado por los habitantes

El 58% de los encuestados señala que considera que las ciudades inteligentes son sostenibles y ofrecen servicios urbanos de mayor calidad. De forma que más de un tercio estaría dispuesto a pagar para que su ciudad se convirtiese en Smart City.

En cambio, por parte de las organizaciones gubernamentales, este proceso está largo de suceder. Tan solo 1 de cada 10 gobiernos municipales está en proceso de implantar una ciudad inteligente. El dato de las ciudades que adoptan actividades de Smart City también es desolador: tan solo el 22% de las encuestadas.

Relacionado:  La 1ª edición de la Fiesta del Pulpo de Grupo Electro Stocks reúne en Vigo a casi 500 personas

Esto sin duda representa una mentalidad a cambiar. Todavía más si tenemos en cuenta las previsiones de que en 2050 dos tercios de la población mundial vivirá en una ciudad en 2050 y que el número de megaurbes pasará de las 33 que habrá en 2030 a 43 en 2050.

 

¿Cómo mejorar la vida urbana?

La clave más importante para mejorar la vida urbana es la sostenibilidad. Para los habitantes de las ciudades, cuestiones como la contaminación (42%) y la falta de iniciativas de sostenibilidad (36%) constituyen un problema serio que podría hacerles abandonar la ciudad. Aún así, desde hace tres años el 42% de los integrantes de los equipos de gobierno municipal afirma que los planes de sostenibilidad se han quedado atrás y el 41% que la previsión de que en los próximos 5 a 10 años sus ciudades se vuelvan insostenibles es una de las cinco principales consecuencias de no adoptar tecnología digital.

Smart City

COMPARTIR