Para conseguir ayudar al despliegue de las Smart Cities, desde Standards Australia sacan su producto denominado: «Smart Cities Standards Roadmap». Este se basa en los siguientes métodos:

  • Apoyar la implementación del marco y las políticas de las ciudades inteligentes existentes.
  • Mejorar el intercambio de conocimientos y la colaboración dentro de las distintas ciudades del país.
  • Mejorar la accesibilidad a los datos y la interoperabilidad. 
  • Apoyar el desarrollo de las comunidades centradas en estrategias e iniciativas de ciudades inteligentes.

 

La conclusión del proyecto para las Smart Cities

El principal resultado del informe elaborado por Standards Australia es que debe haber más cooperación entre las ciudades en el desarrollo de sus infraestructuras a nivel de Smart City.

Como el principal problema para que esto suceda suele ser el factor económico, desde la compañía apuntan a que la intrusión del 5G puede romper esa brecha. Prueba de ello es la colaboración que están probando en la ciudad de Melbourne con varios bancos de prueba:

  • Cómo de llenos están los contenedores de basura.
  • El conteo de los peatones.
  • Cuántos bancos utilizan los habitantes.
  • La humedad y temperatura de los árboles.
  • La calidad del aire local.
  • Los niveles de precipitación.

Aunque por otra parte, también cabe destacar que en la ciudad no están apostando por un solo método y valoran diferentes aplicaciones en Internet of Things.

Relacionado:  HEXAGON, familia de proyectores de última generación by Prilux

 

El auténtico potencial del 5G

Aunque si que es cierto que el 5G podrá ser utilizado, su pleno potencial tan solo será alcanzado cuando el llamado espectro de ondas milimétricas sea puesto a disposición y posteriormente desplegado por los operadores. El problema de este dispositivo es que maneja una gran cantidad de información y podría ser propenso a la información errónea y al miedo, creando confusión entre los usuarios.

Al tener en cuenta esto, surge una duda: si sin el espectro de ondas milimétricas el 5G no consigue sacar gran parte de su rendimiento – y este esta a varios años de poder aplicarse -, ¿qué diferencia hay con el 4G actual?

El área de los negocios será la beneficiada en este caso dado de que hasta la fecha el factor económico es el mayor obstáculo para poner en marcha proyectos de ciudades inteligentes a gran escala.

El problema en estos casos es que la mayoría de beneficios que se reciben al aplicar proyectos son sociales y no se ven reflejados en números. Es por ello que las empresas deben mirar más los ahorros que acaban proporcionando los sistemas de Smart City, a pesar de la inversión inicial.

COMPARTIR