La industria manufacturera será una de las industrias que más agradecerá el impacto del Internet of Things. Es más, la IO – con su potencial para transformar sistemas tradicionalmente lineales en dinámicos e interconectados – puede ser el mayor impulsor del cambio en fábricas y otras instalaciones.

Pero eso no es todo. A medida que se implante el 5G, es de esperar que entre en escena un nivel completamente nuevo de velocidad, eficiencia y rendimiento ayudará a desbloquear nuevos casos de uso de IO. La conectividad 5G ayudará a lograr transmisiones de mayor velocidad de datos y necesidades de latencia ultra baja, tal y como se observa en el informe de 2020 de Bloor Research. En este informe también se señala que  el futuro de 5G, la computación de borde y la IO juntos son facilitadores clave para la Industria 4.0.

 

El impulso del mercado del Internet of Things

Las previsiones para el mercado de IoT son que crezca de los 68.800 millones de dólares instaurados en 2019 a 98.200 millones de dólares en 2024. Para ello, los principales productos que ayudarán al crecimiento son los dispositivos electrónicos y semiconductores más avanzados, y un mayor uso de plataformas de computación en nube.

Pero por otro lado, según marcan desde el informe sin 5G habrá importantes lagunas en la red para permitir a la Industria 4.0. Estas serán tanto para la provisión de conectividad para los miles de millones de dispositivos de IO como para la transferencia y procesamiento de los enormes volúmenes de datos que se generarán.

Por lo que el reto que afrontarán no se basa solo en la banda ancha. Sino que los diferentes sistemas de IO tendrán diferentes requisitos de red. En algunos casos los dispositivos exigirán una fiabilidad absoluta en los casos en que la baja latencia sea crítica, mientras que en otros casos de uso las redes tendrán que hacer frente a una densidad de dispositivos conectados mucho mayor que la que hemos visto anteriormente. 

Un ejemplo de ello sería que dentro de una planta de producción un día los sensores simples podrían recoger y almacenar datos y comunicarse con un dispositivo de entrada que contenga la lógica de la aplicación. En cambio, en otros escenarios os datos de los sensores de IO podrían tener que ser recogidos en tiempo real de los sensores, las etiquetas RFID, los dispositivos de rastreo, incluso los teléfonos móviles a través de un área más amplia a través de protocolos 5G.

Visibilidad de los activos de producción de la industria manufacturera

Los fabricantes podrán conectar los equipos de producción y otras máquinas, herramientas y activos en fábricas y almacenes mediante el Internet of Things y proporcionarán  los gerentes e ingenieros una mayor visibilidad de las operaciones de producción y de cualquier problema que pudiera surgir.

En este aspecto, el seguimiento de activos es una capacidad clave de la IO. Próximamente las empresas podrían rastrear automáticamente las piezas a medida que se desplazan por el proceso de montaje utilizando sensores inteligentes. Los gerentes de planta podrían obtener una visión en tiempo real del rendimiento de la producción conectando las herramientas utilizadas por los operadores con cualquier máquina utilizada en la producción.

Relacionado:  El País Vasco busca acoger la investigación de aerogeneradores flotantes

Los fabricantes podrían aprovechar estos mayores niveles de visibilidad dentro de las plantas para identificar y resolver rápidamente los problemas mediante el uso de tableros con los últimos datos generados por la IO, lo que contribuiría a una producción más rápida y de mayor calidad.

https://iestrategies.es

Mantenimiento predictivo

Tener presente y conseguir que el equipo de la fábrica y otros activos estén en buen estado de funcionamiento es una prioridad importante para los fabricantes. Esto es sumamente importante, dado que un mal funcionamiento puede provocar r importantes retrasos en la producción, lo que a su vez puede dar lugar a grandes pérdidas por reparaciones o sustituciones inesperadas del equipo, así como a clientes descontentos debido a pedidos retrasados o incluso cancelados. Mantener las máquinas en funcionamiento puede significar una reducción significativa de los gastos de explotación y unos procesos de producción más fluidos.

Con esta metodología, al desplegar sensores inalámbricos en las máquinas de toda una fábrica y luego conectarlos a Internet, los gerentes podrían detectar cuando un determinado equipo está empezando a funcionar mal mucho antes de que lo haga realmente.

Gracias a los sistemas emergentes de IO apoyados por la tecnología inalámbrica podrían detectar señales de advertencia en los equipos y enviar datos al personal de mantenimiento para que puedan reparar los equipos de manera proactiva, evitando así grandes retrasos y costos. Además, los fabricantes podrían obtener beneficios como entornos de planta potencialmente más seguros y una mayor vida útil de los equipos.

Productos de mayor calidad

Gracias a que los sensores ambientales envían datos sobre las condiciones críticas para la alta calidad, se podría ayudar a los fabricantes a construir bienes de mejor calidad. Los sensores podrían alertar a los supervisores de las tiendas cuando se alcancen los umbrales de calidad o cuando las condiciones como la temperatura o la humedad del aire no sean óptimas para la producción de productos como los alimentos o los productos farmacéuticos.

Gestión y optimización de la cadena de suministro

Cada vez se vuelven más complicadas las cadenas de suministro. En especial cuando empiezan a expandir sus operaciones a nivel mundial. La IO permite a las empresas supervisar los acontecimientos a lo largo de sus cadenas de suministro, proporcionando acceso a datos en tiempo real mediante el seguimiento de activos como camiones, contenedores de transporte e incluso productos individuales.

Los fabricantes podrían utilizar sensores para rastrear y monitorear los inventarios a medida que se desplazan de un lugar a otro de la cadena. Esto incluye los envíos de los suministros necesarios para fabricar productos y la entrega de productos acabados. Los fabricantes podrían obtener una mayor visibilidad de los inventarios de productos para proporcionar programas más precisos para la disponibilidad de materiales y el envío de productos a los clientes. El análisis de los datos también podría ayudar a las empresas a mejorar la logística encontrando áreas problemáticas.

COMPARTIR