Los ladrillos son un material totalmente esencial en la gran mayoría de las ciudades mundiales. Tan solo hace falta ver cuanto hace que lo usamos. Que para ello nos tenemos que remontar al 7.500 a.C.

El principal motivo por el que siguen siendo útiles después de tanto tiempo es que la industria del ladrillo ha sido capaz de ir cambiando, logrando modernizarse. Modernización que trae consigo innovaciones que dan oportunidades de diseño, donde se combina la calidez y el carácter de los materiales naturales con la eficiencia y la estética de los edificios modernos.

Ladrillos de formato largo

Un ejemplo de la estética anteriormente mencionada son los ladrillos de formato largo. Estos crean un aspecto moderno con sus dimensiones únicas: la longitud de dos ladrillos comunes y solo 38mm de alto. Estos ladrillos nos regalan la oportunidad de entregar un aspecto delicado con un material típicamente pesado, con lo que se conserva la textura y las variaciones de color de una fachada de mampostería tradicional.

El proceso con el que se realiza el ladrillo de molde humedecido con el paso del tiempo ha sido perfeccionado y modernizado a través de generaciones, pero la esencia del procedimiento sigue siendo la misma. Se realiza a través de una mezcla de arcilla, compuesta y estructurada en función de su ubicación de origen, vertida en moldes individuales para fraguar. Entonces, tras haber conseguido establecer los ladrillos, estos son liberados de sus moldes con agua. Proceso con el que genera unidades lisas y refinadas, pero que a su vez tienen sutiles marcas e imperfecciones que generan atracción a la vista.

Relacionado:  Andimac firma con AliExpress para impulsar las ventas online en construcción

Cabe destacar que su apariencia delicada engaña, puesto que estos ladrillos son igualmente duraderos y resistentes. A lo que se le debe sumar que son 100% naturales e inorgánicos, ya que son un material de construcción sostenible, y que tiene una capacidad de absorber la humedad que permite regular la temperatura de la masa térmica.

Como detalle, no nos debemos olvidar que los ladrillos de formato largo los encontramos disponibles en múltiples colores y tonos, además de ser capaces de aplicarse en varias orientaciones.

ladrillos

COMPARTIR