Durante la Hannover Messe celebrada en 2011 tuvimos las primeras noticias de que el gobierno alemán tenía la firme intención de digitalizar su fabricación, anunciando una iniciativa conocida como Industria 4.0. Diez años después, la adopción de la Industria 4.0 tanto a nivel germano como europeo solo puede describirse como impresionantemente generalizada.

Obviamente, la implementación de la digitalización no es uniforme en todas las empresas e industrias, pero esto no impide que su capacidad para generar ventajas competitivas  sí que sea reconocida y demostrada a todos los niveles. Aquellas empresas e industrias que comenzaron antes con a seguir las iniciativas de la Industria 4.0 están disfrutando de los beneficios que estas proporcionan mientras que aquellos que tardaron más en hacerlo empiezan a entender la necesidad de actualizarse para no perder el tren del progreso.

 

El estudio del Grupo MPI

Según un estudio realizado por The MPI Group, en el que encuestó a 679 fabricantes sobre la adopción de la Industria 4.0, es decir; «integrar inteligencia y / o dispositivos inteligentes en sus operaciones y conectarlos con la empresa y la cadena de suministro, así como ofrecer nuevos productos que incorporan inteligencia integrada», hay un consenso sobre que aquellas organizaciones que adoptan tales prácticas obtienen beneficios claros de las mismas.

El título del estudio MPI lo dice todo: «La digitalización ofrece mejoras en las operaciones, la empresa y el producto: los fabricantes aprovechan la industria 4.0 para aumentar la productividad, los ingresos y la rentabilidad».

 

La importancia de la industria 4.0

De manera abrumadora, los encuestados vieron a la Industria 4.0 como una iniciativa importante: el 90% dijo que en los próximos 5 años tendrá un impacto «significativo» o «parcial», con apenas un 9% minimizando su impacto.

El valor percibido de la Industria 4.0 abarca tres categorías: valor financiero, operativo y de marca. Los encuestados ven el mayor valor financiero en las actividades de la cadena de suministro (50%) mientras que, de manera esperada, el valor operativo está asociado con las operaciones (63%) y el valor de la marca con las ventas y el marketing (46%).

 

Procesos versus productos

Por otro lado, es interesante resaltar que solo exista una cierta división a la hora de decidir dónde es más apremiante aprovechar las capacidades de la Industria 4.0: en los procesos o en los productos: «Casi la mitad de los fabricantes (47%) tienen estrategias implementadas para aplicar la Industria 4.0 a los procesos, pero solo el 37 por ciento lo ha hecho para sus productos«.

Relacionado:  Soluciones de ABB que han hecho posible la estructura ferroviaria del siglo

No obstante, otra lectura a esta disparidad de opiniones es que un fabricante puede encontrar beneficios en la digitalización a ambos lados de la ecuación.

 

Transformación de roles de liderazgo

¿Quién tiende a asumir la responsabilidad de las iniciativas de la Industria 4.0 a nivel de una organización que busca la transformación? Según el estudio, los encuestados dicen que los roles con más probabilidades de liderar iniciativas son los jefes de fabricación (51%), ingeniería (27%) y el CIO (20%).

Cuando se trata de en qué tienden a centrarse estas iniciativas de transformación, existe una mayor uniformidad. Los encuestados citan la automatización de fábrica (62%), AI (62%) e IoT (55%) como las principales preocupaciones. Por lo general, según el estudio, las iniciativas «comienzan con la integración de sensores y controles inteligentes en los equipos y / o la conversión de datos fuente de señales analógicas a digitales«. El objetivo, en última instancia, es romper los silos en todos los departamentos y funciones.

Por último, en opinión de los responsables de SAPsoftware de planificación de recursos empresariales desarrollado por la compañía alemana SAP SE, «este tipo de integración desempeña un papel fundamental para ayudar a conectar las unidades de negocios en todo el ciclo de vida de diseño para operar». Sin embargo, para llegar allí, el estudio encuentra que el 54% de las redes requieren actualizaciones para admitir las comunicaciones de máquina a máquina, y el 67% requiere actualizaciones para las comunicaciones de máquina a empresa.

Por lo tanto, si bien muchas empresas consideran que las tendencias de la Industria 4.0 tienen un tremendo impacto en la forma en que operan y compiten en la economía cada vez más conectada de la actualidad, y aunque muchas de hecho avanzan con iniciativas para mantener el ritmo, queda trabajo por hacer. Las organizaciones con visión y liderazgo claro serán las que tengan éxito primero.

industria 4.0

COMPARTIR