La empresa automovilística, Audi, ha desarrollado una tecnología de carga bidireccional con la que sus baterías eléctricas pueden ser utilizadas como fuentes de energía. Por ello, desde la compañía incorporan el vehículo eléctrico a la red doméstica para ofrecer grandes ventajas, en especial cuando se combina con paneles fotovoltaicos.

Desde Audi han explicado el sencillo trabajo que implica el nuevo vehículo eléctrico: «La idea es tan simple como ingeniosa: la batería de alta tensión del vehículo eléctrico no solo se carga a través del wallbox en casa, sino que también puede suministrar energía a la vivienda como un medio descentralizado de almacenamiento de energía.»

Por lo que debemos tener en cuenta que el excedente de energía procedente del sol se puede almacenar temporalmente en las baterías del vehículo para ser utilizada cuando sea necesario más adelante. Además, si el cliente en cuestión tiene una instalación fotovoltaica, el vehículo de Audi puede servir como medio de almacenamiento temporal para la energía verde generada. Por tanto, en el momento de que el sol deja de brillar, el coche eléctrico puede suministrar la energía almacenada en su batería a la vivienda.

Relacionado:  La salida a bolsa de la nueva Siemens Energy tendrá lugar el próximo 28 de septiembre

 

La visión de la compañía sobre su nuevo vehículo eléctrico

Desde Audi afirman que la carga bidireccional en el domicilio da lugar a un gran potencial de reducción de costes de electricidad para el propietario de la vivienda y permite aumentar la estabilidad de la red de suministro eléctrico. Una vez realizado este paso, el siguiente es utilizar una unidad de almacenamiento en el hogar que logre una independencia energética casi completa, así como una mayor seguridad en el caso de un corte en el suministro de la red principal.

El director técnico del proyecto de carga bidireccional de Audi, Martin Dehm, comentó lo siguiente: «La movilidad eléctrica está acercando a la industria automovilística y al sector energético. La batería de un Audi e-tron puede abastecer de energía a una vivienda unifamiliar de forma independiente durante aproximadamente una semana. De cara al futuro queremos hacer accesible para el usuario este potencial, de manera que el coche eléctrico pase a formar parte de la transición energética como un dispositivo de almacenamiento de energía sobre cuatro ruedas.»

COMPARTIR