Si cuidáramos más nuestra climatización podríamos evitarnos hasta ocho años de emisiones contaminantes o, lo que es lo mismo, 460.000 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero.

Es por ello que se ha realizado un informe europeo para que los gobiernos implementen políticas que impulsen la eficiencia climática en sus instalaciones con climatización. Las solicitudes de este informe europeo las encontramos en El Informe de síntesis sobre emisiones de enfriamiento y políticas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El objetivo es claro: hacer más eficiente el aire acondicionado. Ya que según se puede extraer del informe, en el caso de mejorar la eficiencia de los refrigerantes, se puede congelar el calentamiento global.

Este proceso lo explicaba Faith Barol, director ejecutivo de AIE: «Al mejorar la eficiencia de la refrigeración, los gobiernos pueden reducir la necesidad de nuevas plantas de energía, reducir las emisiones y ahorrar dinero a los consumidores. Este nuevo informe ofrece a los responsables políticos valiosas ideas para ayudarles a abordar el desafío del enfriamiento global.»

Según la estimación realizada desde AIE, duplicar la eficiencia energética para el 2050 conllevaría la reducción de 1.300 gigavatios de capacidad de generación de electricidad adicional para satisfacer la demanda máxima. Por su parte, duplicar la eficiencia energética de los aires acondicionados podría ahorrar hasta 2.9 billones de dólares para 2050 en costos reducidos de generación, transmisión y distribución de electricidad.

Relacionado:  EFICAM contará con la colaboración proactiva de ADIME

 

Las políticas para mejorar la climatización

Con tal de mejorar la situación, desde el informe han presentado las opciones que pueden hacer que el enfriamiento forme parte de las soluciones climáticas y de desarrollo sostenible.

  • Cooperación internacional a través de la ratificación universal y la implementación de la Enmienda de Kigali e iniciativas como la Coalición Cool y el Compromiso de Biarritz para una acción rápida sobre enfriamiento eficiente
  • Planes de acción nacionales de refrigeración que aceleran la transición a una refrigeración respetuosa con el clima e identifican oportunidades para incorporar una refrigeración eficiente en contribuciones más fuertes determinadas a nivel nacional en virtud del Acuerdo de París;
  • Desarrollo e implementación de estándares mínimos de rendimiento energético y etiquetado de eficiencia energética para mejorar la eficiencia del equipo.
  • Promoción de códigos de construcción y otras consideraciones para reducir la demanda de refrigerante y enfriamiento mecánico, incluida la integración del enfriamiento del distrito y la comunidad en la planificación urbana, el diseño mejorado del edificio, los techos verdes y la sombra de los árboles;
  • Campañas para detener el vertido de productos perjudiciales para el medio ambiente para transformar los mercados y evitar la carga de tecnologías de enfriamiento obsoletas e ineficientes;
  • Cadenas de frío sostenibles para reducir la pérdida de alimentos, un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero, y reducir las emisiones de las cadenas de frío.

climatización

COMPARTIR