Aragón está empezando a recoger sus frutos sobre su apuesta por la energía fotovoltaica. Ya que a los dos parques eólicos ya construidos en en la comunidad, ahora se ha sumado  la construcción de plantas fotovoltaicas para convertir la radiación solar en electricidad. Tan solo para contextualizar, el año pasado la potencia instalada llegó a 458 megavatios y en los próximos meses cinco meses del 2020 se ha logrado alcanzar los 923.

Según los últimos datos de Red Eléctrica de España (REE) demuestran la clara apuesta actual del sector por aprovechar el sol, de forma que los proyectos en construcción y los ya activos suman 9.380 megavatios. Dato que supone casi duplicar la potencia de los parques eólicos en desarrollo, que alcanza 4.866 megavatios.

Por otra parte, tampoco debemos olvidar que las solicitudes en curso suponen hasta 1.646 MW frente a los 691 MW de los proyectos eólicos que inician igualmente su tramitación.

https://iestrategies.es

La apuesta estratégica del gobierno Aragonés por la energía fotovoltaica

Que el gobierno de Lambán haya realizado una estrategia clara por las energía fotovoltaica ha sido un factor clave. Ya que los inversores se encontraron con un territorio rico en recursos (viento y sol) y en el que los trámites administrativos se redujeron a la mitad.

Relacionado:  Schneider Electric y ESNE crean Pixel Wall, un espacio creativo interactivo en CasaDecor

Así se ha demostrado este año. Ya que ni siquiera la pandemia ha impedido que en los primeros cinco meses del 2020 se hayan puesto al servicio 888 MW renovables. Es más, este año van a superar el récord batido en 2019, donde Aragón lideró el impulso de la energía verde española con la instalación de 1.787 MW, el 27% de toda la que se enchufó en el país.

Aragón deja de lado el carbón

En el informe del sistema eléctrico español observamos como a potencia renovable de Aragón ascendía al cierre de 2019 a 5.528 MW, muy por encima de los 3.673 de las centrales de carbón, ciclo combinado y cogeneración. O lo que es lo mismo, el 54% de la producción eléctrica tiene su origen en fuentes limpias. Además de convertir a Aragón en la tercera autonomía con mayor peso de generación verde y la quinta en potencia instalada.

 

COMPARTIR