Desde la Diputación de Valencia han dado a conocer cuales serán las nuevas ayudas para el proyecto de «Smart City» de la capital. Actualmente, el presupuesto para el 2020 en Valencia llega a 1.000.000 de euros, y en esta tercera convocatoria de subvenciones hay un límite de 200.000 euros por iniciativa – además de un porcentaje mínimo de aportación del 80% por parte de la Diputación. Todos estos importes estará destinados a la compra, instalación, configuración e integración de dispositivos inteligentes que envíen sus datos a la plataforma de la diputación.

https://iestrategies.es

Este aumento de presupuesto, según las palabras de Mentxu Balaguer, diputada de Modernización, viene dado a causa del: «éxito de las anteriores convocatorias, por lo que hemos ido incrementando cada año la cuantía. De 250.000 en 2018 a 750.000 en 2019 y este año a un millón.» Aunque como hemos comentado, esta subvención también tiene una característica especial: reducir el importe máximo de subvención por proyecto para así poder llegar a más proyectos, dado el aumento de estos en los últimos años -en 2018 hubo 18 solicitudes y en 2019 91 solicitudes-.

Relacionado:  El Ministerio de Transición Ecológica da luz verde a 86 solicitudes para construir nuevas instalaciones de renovables

En otro orden de cosas, Mentxu Balaguer también aclaró que: «este año se ha introducido una novedad en la modalidad de solicitud de subvención, y es que dicha solicitud no implicará ningún compromiso de aceptación de la subvención.» Por lo tanto, serán en el momento de publicar todos los beneficiarios el momento en el que las entidades decidirán si aceptan o no: movimiento que no implicará ningún tipo de penalización ya que el importe concedido a la entidad en cuestión pasará a la siguiente lista.

 

Los proyectos no deben ser únicamente de Smart City

Las entidades tienen hasta el próximo jueves 9 de julio para presentar sus candidaturas, que no necesariamente deben ser sobre Smart City, sino que deben estar relacionadas con el mundo «Smart«. Además, el único requisito para presentarse es que se envíen los datos a la plataforma de la Diputación y que el mantenimiento de los dispositivos sea asumido por la entidad local durante un plazo mínimo de 5 años.

Smart City

COMPARTIR