Tras haber superado la etapa de confinamiento, los ayuntamientos no solo trabajan para que sus ciudades vuelvan a la normalidad, sino también para que esa normalidad sea mejor que la anterior. Es el caso de la ciudad de Ávila, que tal y como confirmó el portavoz del gobierno, José Ramón Budiño, en su primera rueda de prensa presencial tras el confinamiento, la ciudad va a invertir más de medio millón de euros para convertirse en una Smart City.

Según las declaraciones recogidas por José Ramón Budiño, la ciudad va a acoger el proyecto sobre el nombre de «Plataforma Smart City y herramientas TIC para la gestión inteligente de Ávila» y «cuenta con un presupuesto global de 525.000 euros hasta el año 2023.» Además, todo su desarrollo está enmarcado en la Estrategia de Desarrollo Sostenible Integrado (EDUSI), cofinanciada por el Programa Operativo Plurirregional de España Feder 2014-2020.

https://iestrategies.es

¿Qué beneficios tendrá Ávila de ser una Smart City?

Llegar a una Smart City te beneficia en muchas cosas. Seguridad de la ciudad, conectividad o la capacidad de responder antes a cualquier problema son los puntos más destacados y muy parecidos a los que busca la provincia de Castilla y León, tal y como comenta su portavoz: «se potenciará la utilización del denominado ‘internet de las cosas’ en aspectos como la gestión de residuos o el seguimiento en tiempo real de servicios municipales como el de limpieza o el de riego de zonas verdes, además de monitorizar el flujo de tráfico o la eficiencia energética de los edificios.»

 

Relacionado:  Nueva cámara termográfica Fluke PTi120. Ahora tamaño bolsillo, perfecta para hacer su trabajo de todos los días.

Más allá del proyecto de Smart City

También relacionado con otros proyectos tecnológicos, Ávila adhiere su provincia al manifiesto de la Red Innpulso. «Por el impulso y promoción de las políticas públicas de innovación como herramientas clave para paliar los efectos del Covid-19 en las ciudades.»

En el manifiesto, sobre la nueva normalidad se recoge que: «ante este nuevo escenario, las políticas públicas de innovación se constituyen como motores fundamentales de crecimiento, productividad, bienestar e inclusión. Existen ciertos aspectos inherentes a la innovación en las ciudades, como son su carácter holístico (la innovación debe ser una actitud de la sociedad); la importancia que tienen y tendrán los ecosistemas locales; y la necesidad de acercar los suministros (cadenas de valor cercanas) y la especialización competitiva.»

Smart City

COMPARTIR