Uno de los grandes sectores que se han revalorizado tras la pandemia es el de la fabricación y la logística conectada, o lo que es lo mismo: la Industria 4.0; ya que tal y como declaraban desde el Grupo Bosch: «La conectividad hace que las empresas sean menos vulnerables y les ayuden a mantener sus resultados financieros estables.»

En este contexto, el IoT es de vital importancia gracias a su capacidad de reaccionar con mayor flexibilidad ante posibles interrupciones y otorgar una mayor transparencia a lo largo de toda la cadena de suministro.

Teniendo eso en cuenta, desde Bosch tienen clara su apuesta por la industria 4.0 y el IoT, apuesta que llevan aplicando desde 2012. Los resultados de este cambio se vieron claramente el año pasado, cuando la empresa recogió unas ventas de  750 millones de euros con soluciones conectadas para la fabricación y la logística, números que representan un aumento del 25% respecto a hace dos años.

https://iestrategies.es

La industria 4.0, una industria del futuro que ya está aquí

«La conectividad es esencial para cualquier empresa que quiera seguir siendo competitiva. La industria 4.0 es una oportunidad histórica, que ofrece un enorme potencial. No sólo estamos mejorando la productividad de las fábricas, sino también permitiendo a las empresas responder rápida y adecuadamente a los cambios.» De esta forma comentaba la introducción de la industria en el mundo actual Rolf Najork, miembro del consejo de administración de Bosch responsable de la tecnología industrial.

Relacionado:  Philips Lighting presenta LiFi: datos de banda ancha a través de la luz

Es por ello que la misma Bosch en su división automovilística invertirá 500 millones para la digitalización integral y la adición de conectividad a sus operaciones de fabricación en los próximos años, movimientos con los que conseguirán un ahorro de 100 millones de cara a 2025. Además, las expectativas del grupo son que el uso de la inteligencia artificial añada aún más impulso para el control de calidad y para mejorar los procesos de producción.

 

Como ayudar a que la industria 4.0 llegue a todos

El gran inconveniente para las empresas adapten la industria 4.0 a su manufacturación es la gran cantidad de capital que esta requiere. Es por ello que desde el grupo Bosch son conscientes que es un campo donde aún hay mucho por el que trabajar. «Todavía hay mucho más que podemos hacer en la fabricación, y muchos puntos que podemos ajustar. Nuestra tarea ahora es hacer que la Industria 4.0 sea la norma en todas las partes del sector manufacturero.»

industria 4.0

COMPARTIR