Las respuestas a algunos de los retos más acuciantes de la sociedad están ocultos entre ingentes cantidades de datos. Los principales centros de investigación a escala mundial utilizan superordenadores para hallar respuestas a algunos de los problemas más complejos, como la elaboración de modelos de pandemia, la medicina de precisión, el cambio climático y la mecánica cuántica.

 

¿Cómo son los superordenadores de HPE?

Los superordenadores Cray de HPE emplean una solución de alimentación de corriente continua (CC)1 de mayor tensión facilitada por ABB, que hace posible un uso de cobre catorce veces menor. Otra ventaja medioambiental y de eficiencia de la CC de mayor tensión es la amplia reducción de las pérdidas energéticas, que puede alcanzar el 95 por ciento. Además, una solución conectada permite aumentar gradualmente la alimentación o reducirla a escala en función de la carga de computación, con lo que se obtiene la máxima eficiencia tanto durante periodos de carga de computación leve como durante la plena carga.

ABB y HPE están abriendo la senda para centros de datos de alto rendimiento sostenibles que puedan respaldar a la humanidad en su búsqueda de respuestas a problemas existenciales como son la prevención de pandemias, la lucha contra el cambio climático y el descubrimiento de nuevos medicamentos”, afirmó Peter Raadsen, director de Línea de Producto para ABB.

Necesitamos mayor capacidad de computación con un menor consumo de recursos y de entradas de energía, expresó Christopher Wellise, director general de Sostenibilidad para HPE. “En HPE estamos comprometidos con acelerar nuestra trayectoria hacia una economía circular, y parte de este objetivo implica el uso tecnologías innovadoras que superen los límites energéticos y de recursos”.

La supervisión en tiempo real de los aspectos térmicos y de potencia de los superordenadores es una ventaja añadida. Los servidores de HPE ofrecen herramientas de supervisión térmicas y de potencia integradas para componentes críticos, consolidándose los datos de salida y elaborándose informes a partir de los mismos mediante HPE Integrated Lights Out (iLO), un software propio y remoto de gestión de servidores que permite una configuración, supervisión y actualización impecables y seguras de los servidores de HPE. iLO permite a los usuarios supervisar el aprovechamiento del equipo, el consumo energético y la salida térmica mediante herramientas como HPE OneView, HPE InfoSight, ABB Ability™ Data Center Automation o productos de gestión de infraestructura de centros de datos (DCIM) de terceros y tomar medidas para la optimización de las operaciones.

Relacionado:  La CNMC multa a Naturgy Generación, S.A. con 19,5 millones de euros

 

La colaboración HPE-ABB

En combinación con ABB Ability™ Data Center Automation, la solución industrial de ABB para entornos de nube en instalaciones e híbridos, HPE and ABB son capaces de automatizar la correlación entre carga de trabajo y dinámica de CPU con la refrigeración de los centros de datos, lo que tiene como resultado una reducción del consumo energético de hasta el 30 por ciento.

HPE y ABB mantienen una relación de socios estratégicos internacionales desde noviembre de 2017. Esta relación combina lo mejor de la oferta digital de ABB con la conectividad innovadora y líder de HP, computación segura en edge y soluciones de tecnología de la información (IT) híbridas, además de nuevos modelos de «todo como servicio» (XaaS).

COMPARTIR