Desde el ayuntamiento de Zamora han aprobado una solicitud de Iberdrola por la energía verde y acogerán la instalación de dos puntos de recarga para vehículos eléctricos. Estos dos nuevos puntos se sumarán a los tres ya existentes, de forma que Zamora ahora tendrá recarga eléctrica en los siguientes lugares:

  • Dos en el centro comercial Valderaduey.
  • Uno en la plaza de Cristo Rey.
  • Los dos nuevos en la avenida de Valladolid.

Hay que tener en cuenta que al ser una empresa privada operando en un lugar público, en primer lugar la propuesta tuvo que pasar como una propuesta de «interés público»; por lo que es una operación que se lleva maquetando desde finales del año pasado.

 

La solicitud de Iberdrola

Los dos puntos de recarga contarán con una potencia de 100 KW y la reserva de cuatro espacios de estacionamiento, por lo que según los cálculos ocupará unos veinte metros lineales con 2,5 metros de anchura.

 

Sobre Iberdrola

Con más de 170 años de trayectoria, Iberdrola es hoy un líder energético global, el primer productor eólico y una de las mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo. El grupo suministra energía a cerca de 100 millones de personas de decenas de países, cuenta con más de 600.000 accionistas, tiene una plantilla de más de 35.000 empleados y dispone de unos activos superiores a 122.000 millones de euros.

Lideran la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovablesredes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes.

Relacionado:  Televés invertirá 23 millones de euros en su evolución hacia la Industria 4.0

Gracias a su apuesta por las energías limpias, hoy son una de las compañías con menores emisiones y un referente internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y a la sostenibilidad. Se han fijado como objetivo alcanzar la neutralidad global en carbono para 2050 y prevemos que su intensidad de emisiones será prácticamente nula en Europa para 2030. De hecho, sus emisiones de CO2 se mantienen dos tercios por debajo de las de sus competidores europeos.

Iberdrola

COMPARTIR