La infraestructura de carga es uno de los grandes hándicaps que detectan los usuarios de los coches eléctricos. Algunos de los mayores expertos en el sector apuntan que la red de carga eléctrica española es todavía muy pequeña y que no cumple con toda la cobertura del territorio nacional, de la misma forma que ocurre en Europa.

Es cierto que actualmente los puntos instalados no son suficientes. Sin embargo, poco a poco se están instalando estaciones de carga por toda Europa por lo que, hoy en día, ya hay más de 200.000 puntos de carga instalados en el continente, según apuntan las últimas estadísticas disponibles.

Los países que mayor despliegue han realizado en los últimos años han sido Alemania, Francia y Reino Unido. El despliegue de España en infraestructura de carga para el coche eléctrico dista mucho de la segunda posición que este mismo país ocupa como fabricante de vehículos en Europa: apenas llega a un cuarto de todos los puntos de recarga que tiene Alemania.

Según las estadísticas facilitadas por la Comisión Europea, Francia ya dispone de más 30.000 puntos de carga al igual que Alemania. Les sigue muy de cerca Reino Unido con más de 25.000 puntos. Al final de la cola se sitúan España con algo más de 10.000 puntos e Italia con solo 4.000.

¿Qué supone la instalación de más puntos de carga para coches eléctricos?

La parte positiva es que gracias al avance constante de la infraestructura y de los esfuerzos de Gobiernos, compañías eléctricas y fabricantes de vehículos, cada vez es más fácil realizar trayectos en Europa en coches eléctricos.

Relacionado:  Daitsu incorpora WiFi a todos los sistemas domésticos que componen su oferta para este 2017

A pesar de que el parque de vehículos eléctricos todavía es pequeño en Europa y en España, este mercado está creciendo a una gran velocidad y de forma imparable. Así, los efectos positivos sobre la economía y el medio ambiente que comporta el uso de este tipo de vehículos se están notando ya en muchos países.

 

La implicación de Nissan

Nissan, fabricante japonés, es una de las empresas que está teniendo más presencia en este sentido. Está llevando a cabo una gran labor, consciente de que la infraestructura de carga es fundamental para una mayor implantación del vehículo eléctrico.

Uno de los ámbitos en los que está trabajando es en la carga en el domicilio. Presentan una oferta que supone la gratuidad del cargador y su instalación por la compra de un vehículo eléctrico Nissan. La empresa también se centra tanto en la carga de oportunidad, colocando puntos de carga en parkings y centros comerciales, como en la carga de larga distancia. A partir de la instalación de estaciones de carga rápida pueden dar cobertura para trayectos más largos y permiten al conductor recargar su vehículo en aproximadamente media hora.

Teniendo en cuenta este panorama, si bien es cierto que la infraestructura de carga actual no es suficiente y que es necesario que los Gobiernos sigan apostando por una red de carga más amplia, ya hay disponibles más de 200.000 puntos de carga por toda Europa y se prevé que haya muchas más en los próximos años.

coches eléctricos

COMPARTIR